+34 966 87 37 50 info@digiworks.es
MailerLite Email Marketing for Small Business

Pocas cosas dan tanta rabia como tener que perder tiempo dando vueltas para encontrar un aparcamiento. Si nos ponemos a calcular, es probable que haya veces que nos supone más aparcar que lo que hemos tardado en llegar al sitio en cuestión. Y no sólo eso, es posible que además no se nos dé muy bien lo de meter nuestro vehículo en el sitio, y que acabemos haciéndole algún roce. O que vayamos cargados con lo que hemos comprado, y tengamos una caminata hasta regresar donde lo habíamos estacionado.

¿Te sientes identificado? Pues puede que este “sufrimiento” tenga los días contados, gracias a la tecnología que trabaja para hacer nuestra vida más fácil.

Hoy nos gustaría mostraros este interesante proyecto que universidades de todo el mundo y empresas como Volkswagen y Bosch están desarrollando con éxito: V-Charge (de “Valet Charge”).

 

¿Qué es V-Charge?

¿Te imaginas llegar a un centro comercial, bajarte en la puerta y que el coche detecte y se dirija solo a una plaza libre? ¿Que, además, pueda escoger una plaza donde recargar su batería en caso de ser un coche eléctrico? ¿Y que cuando termines, envíes un mensaje y el coche vuelva solo a buscarte? Un sueño para los fans de “El Coche Fantástico”, que hoy es ya una realidad. Este es el objetivo del proyecto V-Charge, un paso más hacia el mundo de la conducción inteligente y automática con la que Kitt nos hizo fantasear hace ya unas décadas.

Una de sus principales ventajas es que no funciona mediante GPS, ya que esto limitaría su uso en zonas subterráneas, donde la señal satélite no llega demasiado bien. V-Charge está basado en tecnología robótica, y emplea cámaras con sensores de captación. Concretamente, 4 cámaras convencionales, 2 cámaras 3D, y 20 sensores capaces de reconocer el entorno, detectar objetos y realizar un mapeo digital para ubicarse y reaccionar incluso ante obstáculos imprevistos, como un peatón que se cruza.

En este vídeo puedes ver una demostración de cómo funciona el sistema: Así funciona V-Charge.

 

Llega la era de la conducción automática

El resultado, es que es posible crear aparcamientos inteligentes, donde los coches circulen sin conductor, y realicen sin problema la búsqueda de plaza libre y las maniobras de aparcamiento al milímetro, pudiendo incluso optimizar mejor el espacio del parking.

A esto se une el compromiso con las necesidades de los vehículos eléctricos e híbridos, que a través de sistemas de carga inalámbrica inductiva (Volkswagen Intelligent Charge) podrán recargarse durante el tiempo de estacionamiento en las plazas específicamente diseñadas para ello. Y una vez finalizada la carga, el vehículo se desplazará solo a una plaza estándar, evitando que las plazas de recarga estén indebidamente ocupadas.

Todo esto, se realiza de manera automática, y el conductor puede realizar un seguimiento mediante una app instalada en su smartphone.

Por el momento, el equipamiento tecnológico que requiere el sistema todavía resulta costoso de cara al gran público. Pero como ya sabemos, es sólo cuestión de tiempo que se abarate y se lance al mercado esta tecnología, que sin duda abrirá un mundo de posibilidades a la conducción, tal y como la conocíamos hasta ahora.

¿Qué te parece este nuevo avance de la tecnología?

¿Consideras interesante lo que el proyecto V-Charge es capaz de realizar?

 

Más información | Página oficial V-Charge

Imagen | V-Charge.eu

En Digiworks | Beacons: ¿qué son y cómo van a revolucionar nuestra forma de comprar?

Perdona por la interrupción

Te importaría dejarnos tu dirección email? Asi te enviamos de vez en cuando mas información sobre Digiworks, nuestros productos y compartimos los artículos de nuestro blog.

Muchas gracias!

politica privacidad

comunicacion comercial

Hecho! Muchas gracias por tu subscripción!

Share This