+34 966 87 37 50 info@digiworks.es
MailerLite Email Marketing for Small Business

mirilla puerta

Para explicar cómo puede afectar Twitter a la imagen de empresa a gente no familiarizada con las redes sociales, utilizaré un símil muy sencillo: la señora Carmen, mi vecina cotilla. Puede sonar extraño, pero su estrategia de información y comunicación resultaba a todas luces precursora de lo que más tarde serían nuestros social media.

Todos sufrimos en nuestra adolescencia una vecina cotilla que vive pegada a la mirilla de la puerta de casa de nuestros padres. En mi caso, se trataba de la señora Carmen. Esta buena mujer  tenía dos características básicas: ubicuidad e inmediatez. Como Twitter, pero en versión 1.0. Hiciera lo que hiciera cuando mis padres me dejaban sola en casa, ella lo veía. Y al igual que en la web 2.0, no era necesario tener conocimiento para poder opinar y que llegara a una audiencia considerable, además en tiempo récord. Mi credibilidad y reputación frente a mis consumidores (mis padres, en este símil), eran sólidas herramientas para aguantar los ataques, pero sin duda la confianza hacia mi marca, podía verse afectada por las opiniones vertidas.

Yo procuraba ser una joven modélica, pero si esta mujer se proponía hundir mi imagen, le bastaban un par de conversaciones en el rellano de la escalera para que medio vecindario pensara que yo era una oveja descarriada. Y lo más peligroso: sus informaciones ni siquiera tenían que ser ciertas. Con que hubiera gente dispuesta a escucharla, y a su vez difundir los cotilleos, en sólo un par de horas la noticia llegaba a la panadería y se convertía en trending topic del barrio.

Las opiniones son libres, y hoy en día las redes brindan a la empresa grandes posibilidades de difusión, pero conllevan determinados riesgos que no se deben ignorar.  Podemos decir que los medios están al alcance de todos. Cualquier pequeña empresa puede (y debe) no sólo tener una web, sino abrir una línea directa con sus públicos a través de Twitter, Facebook, blog corporativo, LinkedIn y un largo etcétera. Pero es de vital importancia plantearse realmente las necesidades de comunicación e información, y que la presencia en las redes sociales responda a esas necesidades y esté en línea con la imagen a transmitir.

Cualquier desliz con este grado de exposición pública puede tener condiciones nefastas para nuestra imagen. Pensemos en ejemplos como el del cantante David Bisbal y su comentario sobre las pirámides en Twitter hace unos meses. Sólo unas horas hicieron mella en la imagen pública del artista, que borró el comentario poco después, pero ya de nada sirvió.

Es importante no relajarse, y tener siempre presente que si nuestra marca está en las redes sociales tendremos las 24 horas a millones de “señoras Carmen” mirando por la mirilla.

¿O saldríamos de cualquier forma al rellano sabiendo que nos está observando?

 

Imagen | Lorena Blázquez

Perdona por la interrupción

Te importaría dejarnos tu dirección email? Asi te enviamos de vez en cuando mas información sobre Digiworks, nuestros productos y compartimos los artículos de nuestro blog.

Muchas gracias!

politica privacidad

comunicacion comercial

Hecho! Muchas gracias por tu subscripción!

Share This