+34 966 87 37 50 info@digiworks.es



 

Los que no somos parcos en palabras hemos sufrido en nuestras carnes el aprender a reducir nuestras aportaciones en Twitter a 140 caracteres. Con todo lo que se tiene que decir, concentrarse en no superar ese límite de espacio supone un ejercicio de síntesis que no todos saben realizar. Personalmente, mis comienzos en el microblogging tuitero fueron tardíos precisamente por eso, porque no me gustaba tener que andar hablando como los indios o utilizando abreviaturas de quinceañero mandando sms para no excederme del límite. Para mayor desasosiego, si la intención era publicar un enlace a un artículo, imagen o vídeo, el tema se agravaba, pues el larguísimo enlace consumía prácticamente el espacio sin poder siquiera añadir un “pie de enlace”.

Para mi suerte pronto descubrí que había una serie de empresas que, al amparo de este inconveniente de Twitter, habían surgido para  dedicarse a acortar los enlaces largos o larguísimos que les indicaras, “traduciéndolos” a direcciones mucho más breves que no te ocupaban tanto de tus míseros 140 caracteres. Así hicieron su negocio acortadores como ow.ly, tinyurl, o mi favorito hasta la fecha, bit.ly, entre otros muchos. Y ahora, todos ellos reciben el duro revés que se veía venir: Twitter lanza su acortador de enlaces automático.

¿En qué consiste? Ya no es necesario abrir una cuenta en ninguno de los acortadores, copiar dirección, acortarla, copiarla de nuevo y compartirla en Twitter, sino que simplemente al pegar el enlace en la ventana donde escribimos los “tuits”, éste lo transforma instantáneamente en una dirección de máximo 19 caracteres. ¿Ventajas de esto? Pues, además del evidente ahorro de tiempo y esfuerzos, la gran aportación de este método es que mantiene el principio del enlace, donde figura el dominio. Esto es, si antes los enlaces acortados se transformaban en direcciones inespecíficas tipo http://bit.ly/inZONy, que no sabíamos a dónde nos iban a llevar, ahora se acortan pero manteniendo el comienzo. Esto facilita la identificación de los contenidos, y reduce la incertidumbre sobre qué hay detrás de cada enlace, al respetar el comienzo de la URL.

Asimismo, según indica la propia empresa desde su blog oficial, este servicio también aumentará la seguridad, ya que en caso de clicar en un enlace reportado como inseguro, el usuario será redirigido a una página de advertencia.

En conjunto, un factor más para facilitar nuestra experiencia en Twitter, agilizando la publicación de contenidos y contribuyendo a que las personas que buscan excusas para no unirse a esta red social lo tengan cada vez más difícil.

Porque como dijo el poeta… “lo Twitter, si breve, dos veces bueno”.

 

Imagen | Lorena Blázquez

Info | Blog de Twitter

En Digiworks | Twitter, imagen de empresa y vecinas cotillas 2.0