+34 966 87 37 50 info@digiworks.es
MailerLite Email Marketing for Small Business

En social media no hay todavía leyes inquebrantables ni experiencia suficiente como para garantizar la fórmula del éxito.

Sin embargo, las pruebas que vamos realizando con el paso del tiempo, nos dan algunas pistas sobre los aspectos más importantes que debemos tener en cuenta si queremos evitar el fracaso seguro.

Hoy queremos reflexionar sobre esto, y por eso te proponemos los 5 mandamientos para no suicidarte en redes sociales.

Si consigues seguirlos adaptándolos a tus necesidades concretas, estarás en el buen camino para poder sacar todo su provecho a tu presencia en redes sociales.

 

1. Evitar el efecto Facebook Zero

Hace unos meses os hablamos del Efecto Facebook Zero, con las consecuencias que supondría para nuestra visibilidad en esta red social.

Ciertamente, desde el cambio de algoritmo de Facebook, la forma en que se decide qué contenido se nos muestra en el timeline y qué contenido pasa desapercibido lleva de cabeza al personal, ya que supone que muchas personas a quienes les gusta tu página nunca lleguen a ver tu contenido.

Sin ánimo de resultar en absoluto “científicos” (hay mucho escrito sobre ello, con todo lujo de detalles técnicos), podemos señalarte algunos de los factores que más influyen para la visibilidad de tus publicaciones:

  • Cantidad de “Me gusta”
  • Número de comentarios
  • Tipos de posts preferidos (fotos, vídeos o actualizaciones de estado)
  • Posts que enlazan a otras páginas en el texto
  • Vídeos subidos a Facebook con un volumen alto de visionados
  • Posts comentados o valorados por un amigo común
  • Posts de páginas con las que se interactúa a menudo
  • Enlaces que no han sido publicados antes

La competencia por aparecer es ahora mayor, y por ello quizás sea el momento de plantearse pagar Facebook Ads, si nuestra intención es obtener resultados en Facebook.

A pesar de las reticencias que se puedan tener sobre pagar para tener visibilidad en Facebook igual que podemos hacer en Google Adwords, con un presupuesto muy reducido podemos obtener grandes resultados. Y no nos olvidemos que si nosotros lo hacemos y nuestra competencia no, estaremos ganando la partida por la visibilidad.

 

2. Elegir cuál es el mejor momento para publicar

Uno de los principales debates a la hora de crear un plan de contenidos suele ser elegir cuál es el mejor momento para publicar. Tras mucho probar, podemos decir que hay dos estrategias que podemos comprobar:

  1. Publicar cuando la mayor parte de tu audiencia está online. Herramientas como SocialBro o Followerwonk, por ejemplo, te ayudarán a tener esta información, con la que podrás detectar cuáles son los mayores picos de actividad de tus seguidores, e intentar pelear ahí por llamar su atención.
  2. Publicar cuando nadie más está publicando. La segunda opción es prácticamente contraria, ya que supone publicar cuando el volumen de publicaciones en la red social en cuestión es inferior. Con ello, tenemos menos competencia y nos resultará más fácil destacar.

 

3. Decidir qué formatos funcionan mejor

Un reciente estudio de Buffer afirma que el formato ideal de imagen, tanto para Facebook como para Twitter es 1024 x 512 píxeles.

Por otro lado, para Google + y Pinterest parece ser que las imágenes verticales funcionan mejor.

Respecto a la extensión del contenido, el mismo estudio señala estas medidas para cada red social:

  • Facebook: 40 caracteres
  • Twitter: 71-100 caracteres
  • LinkedIn: 25 palabras
  • Titulares Google +: 60 caracteres

Por supuesto, no dejan de ser simples recomendaciones basadas en experiencias, no reglas infranqueables que debamos respetar.

 

4. Acertar con las palabras que venden

Teniendo en cuenta la escasa longitud que se nos permite, ¿cómo podemos crear mensajes persuasivos en un espacio tan reducido?

Es el momento en el que nuestra creatividad y redacción persuasiva se ponen a prueba.

Dejando de lado las publicaciones que no funcionan en Facebook, hay algunos trucos que podemos utilizar para conseguir condensar nuestra capacidad de seducción en el espacio tan limitado del que disponemos.

Las palabras que utilizamos son la clave para mover a la acción a nuestros lectores, y aunque en breve os publicaremos un post donde profundizaremos en esta idea, podemos señalaros a modo de muestra algunas palabras que funcionan en los titulares más compartidos: Ranking, Cómo hacer/tener/conseguir, Por qué, Trucos, Nuevo, El más / Los más, Razones para, Formas de, etc.

 

5. Descubrir dónde están tus lectores

Encontramos infinidad de rankings sobre las principales redes sociales, estudios demográficos sobre sus usuarios, crecimiento, etc.

Escoger en qué redes sociales debemos estar y en cuáles no merece la pena es una decisión muy importante a tomar, pero no conviene que tomemos toda la información que encontremos a pies juntillas sin plantearnos o comprobar si a nosotros nos puede funcionar lo que a otros no, o viceversa.

Nuestra recomendación en este caso es que analicemos muy bien qué nos ofrece cada una de ellas, y que una vez decidida nuestra presencia o no, vayamos monitorizando los resultados periódicamente para valorar si el esfuerzo merece la pena (en función de los objetivos que nos hayamos marcado).

 

¿Con qué problemas te encuentras en tu gestión de redes sociales? ¿Crees que podrías estar aprovechando mejor las oportunidades que te brindan?

 

 

Imagen | mkhmarketing

En Digiworks | Cómo aumentar tu lista de suscriptores en Facebook