Seleccionar página


 

Hace unos años, cuando me preguntaban que qué quería ser de mayor decía “periodista”, “publicista”, “profesora”, “psicóloga” o “escritora”. No imaginé que a día de hoy podía haber una palabra que me ayudara a conseguir desarrollar de una u otra forma, profesional o personalmente, esas inquietudes: BLOGGER. Aunque la mayoría de gente aún me mira raro cuándo me preguntan que a qué me dedico, lo que empezó tímidamente como una afición para los ratos libres, poco a poco se ha ido convirtiendo en algo más complejo. Creo que es lo mismo que les pasó a muchas empresas con sus blogs corporativos, que lo empezaron como algo residual y paulatinamente han ido viendo aumentar su importancia en su estrategia de comunicación, ya que el crecimiento de los blogs resulta reseñable en los últimos años.

Si hablamos de audiencias, los bailes de cifras son considerables, pero lo que sí está claro es que los blogs y las redes de blogs se han introducido en los listados de los sitios más visitados de internet, y las empresas empiezan a ser conscientes de cuáles son las ventajas de tener un blog en la empresa.

¿Te interesa tener un blog para tu empresa? Antes de nada, debemos tener clara otra cuestión:  ¿qué es un blog y para qué sirve?

Un blog es un espacio web en el que, con unos conocimientos informáticos muy básicos, cualquier persona, empresa u organización puede publicar contenidos, ya sean textos, imágenes, vídeos, etc. e irlos almacenando de forma cronológica, a modo de bitácora. Generalmente, el autor permite que los lectores puedan realizar comentarios a sus entradas, con lo que se establece una línea de diálogo muy directa. Aunque se pueden realizar modificaciones en cuanto al aspecto visual y la manera de estructurar la información, lo más sencillo es utilizar una de las múltiples plantillas que los proveedores de estos gestores de contenido ofrecen, y sobre ella realizar los ajustes necesarios. Por supuesto, si disponemos de un desarrollador web, siempre podemos aprovechar sus conocimientos y recomendaciones para ayudarnos a diseñar un espacio más profesional.

Aunque la mayoría de los blogs que podemos encontrar actualmente son blogs personales (en los que una persona en particular trata cualquier tipo de cuestión  desde un punto de vista totalmente subjetivo), existen también blogs profesionales (dedicados a una temática específica), o corporativos (dedicados al día a día de una empresa, sus novedades, noticias de su sector, etc.) que nos pueden interesar desde el enfoque de nuestro negocio.

Bajo la óptica de mi empresa, ¿me conviene tener un blog?

  1. En primer lugar, un blog es algo que puedes desarrollar con tus propios medios, ya que no necesitas unos conocimientos especializados para poder ponerlo en marcha
  2. El coste es mínimo, ya que las principales plataformas ofrecen una gran variedad de recursos de forma gratuita.
  3. Bien gestionado, un blog puede convertirse en una poderosa herramienta de reputación corporativa online, posicionando a tu empresa como experta en algún tema, o punto de referencia en su sector de actividad.
  4. Favorecerá la creación de comunidad con tus usuarios, ya que facilitará el feedback con tus lectores de una manera ágil y bidireccional.
  5. Desde la perspectiva del posicionamiento, los blogs suelen estar mejor optimizados para buscadores que muchos gestores de contenidos empleados para crear páginas web, y tu presencia en internet se verá incrementada con la publicación periódica de informaciones.
  6. Además, los blogs te permiten fácilmente distribuir sus contenidos en las principales redes sociales, como Facebook o Twitter, con lo que puedes aumentar de forma eficaz la difusión de tus mensajes.
  7. A ello hay que añadir que la filosofía blogger suele ser bastante proclive a la viralidad, por lo que si te haces con una buena legión de seguidores tu mensaje se extenderá como la espuma.
  8. Por último, participar de forma más activa en la red, posibilitará que tu empresa (y tu equipo) podáis establecer diálogos, relaciones, sinergias con otros profesionales del sector

Ahora que tienes claras las principales ventajas que puede aportarte un blog corporativo, es el momento de que te plantees si quieres aprovecharlas o no. El camino exige ciertos compromisos de los que hablaremos próximamente, pero el primer paso, como todo, es estar dispuesto a comenzar. ¿Te animas?

 

Imagen | Lorena Blazquez (sobre joeyandaleethea)

Info | WordPress

En Digiworks | Ventajas de los gestores de contenido (CMS) para tu web