+34 966 87 37 50 info@digiworks.es

Zapatero a tus zapatos

Hey tú tú… si tú… Permíteme hacerte una preguntilla directa ¿De verdad que eres tan bueno y tan listo que sabes hacer de todo en esta vida?. Vamos, que eres como se dice popularmente de los que sirven lo mismo para un roto que para un descosido. Pues debo confesarte que a mi también me ocurre a menudo; tanto que muchas veces me obligo a resetear, a concienciarme y a aterrizar en la tierra para darme cuenta de que la sabiduría, conocimientos y destreza universal no conviven en mi persona.

 

Esto lo hago yo

Hace unas semanas inicié el proyecto de colocar la tarima flotante en una de las habitaciones de mi casa. Hasta aquí todo genial, sin problemas, ya que lo he hecho más de una vez y no es demasiado complicado para mis conocimientos de Bricoman. O eso es lo que yo pensé en un principio :_(      Las tareas preliminares, antes de meterme en materia, eran realizar las mediciones oportunas y preparar una lista de la compra para luego ir a la tienda de bricolaje y cargar con lo necesario, ¿Lo tengo todo? ¡sí, por supuesto! jajaj Después de la excursión a la tienda me faltaban la mitad de las cosas y me toca hacer la excursión de nuevo a comprar.

 

Desastre total

¡Y ahora que por fin tengo todo el material empieza la diversión! …y también los primeros problemillas. ¡La virgen! no me he dado cuenta de este detalle de aquí, no he visto este de allá, uummm ¿qué hacemos con esta esquina que ni sabía que existía? Según empieza el trabajo sucio empiezan a aparecer una serie de obstáculos que solo los profesionales están acostumbrados a resolver eficazmente.

¿Cuál fue el resultado de mi aventura? Pues el suelo ha quedado bastante bien… bueno, más bien regular. ¡Mira, te seré sincero! Pues no, ¡no ha quedado nada bien! grrrr. Esta semana llamaré a un profesional para que me pongo el suelo de nuevo. Y este último es quien debería haber hecho el trabajo realmente desde el principio. Así me hubiera costado mucho menos tiempo y dinero y habría obtenido un resultado verdaderamente profesional.

 

Conclusiones de mi periplo con el bricolaje

Personalmente, pienso que muchas veces deberíamos preguntarnos si un proyecto, ya sea personal o profesional, lo podemos hacer nosotros mismos con nuestros propios recursos y conocimientos o directamente debemos hablar con un profesional. Podemos hacernos esta valoración para por ejemplo:

  • Trabajos personales como obras en casa, mantenimiento del jardín, declaración de la renta, organizar viajes, reparaciones, instalaciones, etc.
  • Trabajos profesionales como gestión de redes sociales, marketing, diseño gráfico, montaje y mantenimiento web, aplicaciones y soluciones web, etc.

 

¿Lo hago yo o lo dejo en manos de profesionales? La frase “lo barato” puede salir muy caro y “lo caro” puede salir mucho más barato es la que tienes que tener presente antes de decidir si meterte manos a la obra con algo en lo que no tienes experiencia. Hay mucho conocimiento en el mundo, no podemos pretender saberlo de todo. Déjate informar y ayudar por un profesional y avanzarás mucho más rápido.

 

En Digiworks | 10 sitios de imágenes gratis de uso gratis para tus posts,Lo que nadie te cuenta del fracaso (personal o profesional)