+34 966 87 37 50 info@digiworks.es

¿Por qué necesito unas vacaciones? (Aunque sea emprendedor…)

[:es]

Los comienzos de toda actividad son intensos, y requieren de toda tu atención para llevar a buen puerto la inversión personal y económica que has realizado en poner en marcha tu empresa.  Seguro que si has emprendido tu negocio hace poco, lo de tomar un descanso te parecerá algo inalcanzable.

Sin embargo, a veces compensa tomar unas merecidas vacaciones, aunque seas un emprendedor incansable, para volver más fresco y despejado a la actividad.

¿Por qué necesito unas vacaciones? Ten en cuenta que una pequeña pausa es conveniente para poder tomar cierta distancia con el día a día, y para poder aflorar esas ideas que el agobio de la rutina no te permite.

Aunque te sientas imprescindible y todopoderoso, ni el mundo se va a terminar porque decidas desconectar unos días, ni tu cuerpo va a rendir lo mismo si no le das algo de tregua. (más…)

¿El fin de las agencias de viajes tradicionales?

Fin agencias de viajes

El mercado turístico es uno de los más influidos actualmente por la introducción de las nuevas tecnologías. De un tiempo a esta parte, hemos asistido al florecimiento de infinidad de portales turísticos y de agencias online, que ponen en entredicho la continuidad de un modelo de comercialización y asesoramiento que se muestra obsoleto.

¿Estamos asistiendo a un cambio estructural definitivo para el sector?  ¿El fin de las agencias de viajes tradicionales?

Veamos de qué forma las nuevas tecnologías están influyendo el sector de la intermediación turística.

 

Impacto del comercio electrónico en las agencias de viajes

El comercio electrónico, ciertamente está teniendo un gran impacto sobre las agencias de viaje offline. Desde la incorporación universal de las nuevas tecnologías a nuestras vidas, las ventas de estas empresas han caído significativamente, y hemos sido testigos del cierre de numerosas empresas del sector, tanto pequeños minoristas, como grandes compañías consolidadas en el mercado.

Por el contrario, el crecimiento de las agencias online, ha resultado espectacular, incluso en el convulso panorama económico.

Empresas como Booking, Trivago, Destinia, Bookaris o eDreams son algunos ejemplos de rápida evolución en el sector de viajes online, que no han requerido de agencia física ni de conocimiento de marca previo para introducirse exitosamente en el mercado turístico.

Observamos cómo el entorno y las necesidades de los clientes han cambiado. Ante esta situación, son muchas las agencias tradicionales que se plantean la necesidad de estar online. Pero, ¿están todavía a tiempo?

Es complicado, debido fundamentalmente a que llevan años de retraso frente a sus competidoras, están lastradas por sus infraestructuras, oficinas y activos que incrementan sus costes, y no han hecho una inversión a tiempo en nuevas tecnologías.

Fin agencias de viajes tradicionales

A pesar del conocimiento de marca del que pueda gozar una agencia de viajes tradicional, su know how respecto a las online se encuentra en desventaja, por no hablar de la competitividad en precio, donde las tradicionales difícilmente pueden superar a las agencias de viaje online.

 

¿De qué manera podrían resistir las agencias de viaje tradicionales?

Ante la imposibilidad de competir en precio y la incorporación más tardía al negocio electrónico, la estrategia de las agencias de viajes tradicionales pasaría por la especialización, conociendo al cliente a quien se dirigen y ofreciéndole un producto altamente diferenciado, más difícil de encontrar online.

La oferta de productos a medida de cada cliente en función de sus necesidades y preferencias, la profesionalización y especialización en destinos, y la garantía de un servicio excelente durante el viaje, serán los factores que ayuden a las agencias de viaje tradicionales a poder competir con las agencias de viaje online.

Y para ello, es esencial conocer a los clientes, disponer de los medios necesarios para poder obtener esa información, y aprovechar las nuevas tecnologías también para recopilar y explotar esos datos a la hora de modelar la oferta que ponemos a su disposición.

Si no sabemos quién es nuestro cliente y cuáles son sus expectativas, difícilmente podremos fidelizarle y conseguir un engagement efectivo.  

 

Como hemos señalado en numerosas ocasiones anteriores, quienes no se sumen al avance de las nuevas tecnologías, no sólo estarán en desventaja hoy perdiendo oportunidades, sino que estarán poniendo en entredicho su continuidad a medio y largo plazo.

 

Imagen | Platform London /  twicepix

Digiworks | Adaptar tu empresa de offline a online: ¿por dónde empezar?

Trabajadores siempre conectados: no sin mi smartphone

Trabajadores siempre conectados

Gracias a las nuevas tecnologías, en muchos sectores encontramos trabajadores siempre conectados. A sólo un clic, en cualquier momento y lugar, tenemos a nuestra disposición los medios necesarios: smartphone, portátil, iPad, etc. para poder atender a nuestras obligaciones profesionales, sin necesidad de cargar pesados archivos ni papeleo.

En esta era de avances tecnológicos y comunicación podemos mantenernos informados, relacionarnos, compartir datos o comunicarnos desde cualquier lugar, de manera instantánea. Solucionar algún problema del trabajo, avanzar tareas, atender cuestiones fuera de horario, sea lo que sea, y sea a la hora que sea. 

Un avance lleno de ventajas para hacer nuestra vida más fácil y cómoda, pero del que empiezan a cuestionarse algunos posibles aspectos negativos. Porque convertirnos en trabajadores conectados, está bien, pero si dejamos de poder desconectar en los momentos imprescindibles, las consecuencias empiezan a pasar factura.

 

El trabajo que nunca termina

En cierta forma, las nuevas tecnologías en lugar de darnos mayor libertad, nos han hecho más esclavos. Antes se salía del trabajo a descansar, mientras que hoy, parece que está mal visto si en tu tiempo libre no respondes un e-mail o un tweet de forma casi instantánea.

Porque claro, llevando el teléfono encima, ya no hay excusa para no estar disponible…

Muchos todavía consideran que el atender asuntos del trabajo en horario de descanso se debe a no haberlos realizado durante el horario laboral, y se consideran erróneamente como tiempo en que recuperar la “falta de productividad”.

Pero esto no suele corresponderse con la realidad. Más bien, se trata de personas que apenas pueden distinguir ya entre sus momentos de ocio y trabajo por la intromisión permanente de éste ámbito en el tiempo que habría de ser de descanso.

Unos simples tweets tienen la culpa. O un e-mail que nos entra al móvil y leemos desde donde estemos, desviando nuestra atención de nuevo al trabajo, aunque ya no estemos en la oficina. ¿Te resulta familiar?

 

¿Eres esclavo de las nuevas tecnologías en el trabajo?

La mayoría de las veces, es el propio trabajador quien se pone a sí mismo los grilletes, al no saber diferenciar entre tiempo de ocio y tiempo de trabajo.

Posiblemente debido al convulso clima económico, muchos tratan de mostrar su constante disponibilidad, su compromiso con la empresa, o su eficiencia, estando siempre atentos al móvil, y respondiendo cualquier mínima eventualidad al instante.

Pero, ¿no sería conveniente marcar unos límites para garantizar nuestra calidad de vida? ¿Somos mejores profesionales si respondemos un correo el domingo, interrumpiendo nuestro tiempo de desconexión con la familia, que si lo hacemos el lunes desde la oficina?

Trabajadores conectados

Consecuencias de la falta de desconexión

Un trabajador que no desconecta, es un trabajador que no descansa, que no despeja su mente, que no deja al organismo nutrirse de otros inputs que no sean los relacionados con el trabajo.

El equilibrio entre descanso y trabajo es fundamental para mejorar nuestra capacidad y rendimiento. La falta de ocio y de descanso nos hace improductivos, y nos genera estrés y ansiedad. Esto favorece que estemos en un estado de fatiga, que tengamos problemas de sueño, e incluso que nos aparezcan trastornos psicosomáticos como dolores de espalda y de cabeza, o problemas de estómago.

Lejos de ser más eficientes, nos convertimos en peores profesionales si no nos tomamos nuestro tiempo para estar con nosotros mismos.

 

Cómo evitar que el trabajo invada tu espacio

El primer paso, es ser consciente de la importancia de dedicarte tiempo de ocio y de descanso para recargarte de energía.

No vas a ser peor trabajador ni menos responsable por darte tu espacio de desconexión, sino todo lo contrario. Asúmelo, y no te sientas culpable por no atender al momento cualquier minucia que pueda esperar al día siguiente.

Es importante que seas asertivo y aprendas a marcar los límites por los que tu trabajo no debe invadir a tu vida personal. Separa las tareas de trabajo del tiempo de ocio, y respeta el tiempo de cada uno de ellos.

No tiene por qué significar que renuncies a las nuevas tecnologías, sino que empieces a darte cuenta de cuando estás disfrutando con su uso, y cuando están haciéndote perder tu tiempo de ocio para seguir trabajando innecesariamente.

Las nuevas tecnologías en el ámbito profesional, como todo, son positivas en su justa medida. Aprovechémoslas sin hacer que jueguen en nuestra contra.

 

¿Sientes que estar siempre conectado para el trabajo empieza a pasarte factura?

 

Imagen | Patrick Gensel / rheauchyr

Digiworks | Mejores aplicaciones Android para tus reuniones


 

Adaptar tu empresa de offline a online: ¿por dónde empezar?

pymes pasos del offline al onlinePor más que te resistas, adaptar tu empresa de offline a online es una cada vez menos una decisión, y más una necesidad. “¿Por dónde empezar?” puede resultarnos confuso, pero si somos conscientes de que la mejor respuesta a “Cuándo  comenzar” es YA, tendremos un primer punto de partida para comenzar a ajustar nuestra estrategia al mundo online.

El final de las fronteras

Gracias a la tecnología e internet, cualquier empresa está capacitada hoy en día para comercializar sus productos o servicios en mercados más allá de su entorno más cercano. ¿Qué implica esto? Por un lado, un aumento de la competencia, y por otro, un mundo de posibilidades a nuestro alcance.

Ampliar las áreas geográficas a las que podemos dirigirnos, incluso en otros países, es ahora posible de forma relativamente fácil, pero requiere de cierta planificación y adaptación.

Es esencial disponer de una página web optimizada para buscadores, así como adaptar nuestros contenidos a los mercados donde queremos operar.

Por otra parte, montar una tienda online para nuestra pyme puede ayudarnos a mejorar nuestras ventas de forma relativamente sencilla, tanto si comercializamos productos físicos, como si ofrecemos servicios (véase Guía para crear el plan de negocio de tu tienda online). 

De hablar a conversar

Los clientes a quienes nos dirigimos no son ya receptores pasivos de nuestros mensajes, sino partícipes de la conversación, a quienes debemos escuchar, comprender y responder a sus necesidades.

Para ello, las redes sociales nos abren las puertas a la comunicación directa y bidireccional con nuestros públicos, y nos invitan a tomar un papel activo.

No es necesario que estemos presentes en la infinidad de redes sociales a nuestro alcance, pero sí debemos analizar en cuáles están nuestros clientes potenciales para tener una adecuada presencia allí.

De consumidores a fans

Para adaptar nuestra pyme de offline a online, hemos de comunicar con nuestros públicos buscando una relación más allá de una venta puntual (véase Conseguir un Engagement efectivo con tus clientes en 4 C’s).

Sólo de esta manera conseguiremos pasar de consumidores a fans, paso imprescindible para las empresas de éxito en el nuevo entorno.

De anuncios a contenidos

La adaptación de nuestros contenidos es también un paso fundamental por el que debemos pasar si queremos adaptar nuestra pyme al entorno online.

La comunicación puramente comercial debe dar paso a una estrategia de contenidos de calidad o de Inbound Marketing, que aporte valor a los receptores. De esta manera favoreceremos la fidelización de clientes, y ayudaremos a construir una lovemark, una marca valorada que nos distinga en el mercado frente a nuestra competencia.  

Los 3 pilares básicos para estar en el nuevo entorno

Como vemos, este cambio de mentalidad y de estrategia para adaptar nuestra empresa al entorno online, se fundamenta en 3 pilares que debemos habilitar:

El cambio de offline a online en la pyme es un camino trabajoso, pero probablemente es el único para sobrevivir en los tiempos que se avecinan.

¿Comenzamos?

 

Imagen | teapics

En Digiworks | ¿Cómo afecta el impacto de la tecnología a la pyme?

Implantación de las nuevas tecnologías en la pyme: perspectivas


A la luz de los datos del último estudio realizado por el ONTSI (Observatorio Nacional de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información), las nuevas tecnologías se están abriendo paso en nuestro tejido empresarial. Si en el artículo anterior comentamos cómo afecta el impacto de la tecnología a la pyme, hoy nos centramos en los datos de implantación de las nuevas tecnologías en la pyme: perspectivas.

Las microempresas se suben al carro de la tecnología (más…)