+34 966 87 37 50 info@digiworks.es

El Gobierno apuesta por las Smart Cities: la revolución tecnológica llega a las ciudades

[:es]

El 80% de los españoles reside en ciudades, y el 68% en ciudades de más de 50.000 habitantes. Esto supone todo un reto en cuanto a organización social y la prestación de servicios, tanto privados como públicos.

Las nuevas tecnologías se están desarrollando de manera imparable, y es fundamental adaptar los sistemas a este nuevo entorno. Quizás por ello, y por el potencial que esta nueva industria está demostrando para dinamizar la economía, el empleo y el turismo, el Gobierno apuesta por las Smart Cities: la revolución tecnológica llega a las ciudades.

En España ya contamos con más de 60 ciudades inteligentes, y este auge va a ir en aumento gracias al reciente anuncio que confirma que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo amplía hasta los 188,3 millones de euros el presupuesto para el Plan Nacional de Ciudades Inteligentes (PNCI), que en un principio estaba dotado con 153 millones de euros.

Este anuncio ha supuesto una grata noticia para entidades como RECI, la Red Española de Ciudades Inteligentes, que valoran muy positivamente este impulso por parte del Gobierno para la creación y desarrollo de las Smart Cities en España, y que sitúan a nuestro país como referente internacional en el modelo de ciudades inteligentes.

 

¿Qué es una Smart City? 

Una Smart City (o “ciudad inteligente”) es una ciudad optimizada gracias a la tecnología, para dar respuesta a las nuevas demandas de ciudadanos y visitantes. Su principal objetivo es mejorar la calidad de vida de éstos, y resultar más atractiva y eficiente. Puedes ver un ejemplo muy claro en este post: CitiBeacon: caso de estudio ciudad de Elche.

La ciudad inteligente busca ser sostenible, tanto desde el punto de vista medioambiental, como desde el social y económico, aplicando las tecnologías de la información y la comunicación. Hay una serie de parámetros que sirven para indicarnos si una ciudad es sostenible o no: la tecnología, la planificación urbana, la gestión pública, el medioambiente, la gobernanza, la movilidad y el transporte, el capital humano, la cohesión social y la proyección internacional.

 

 

¿Qué supondrá la ciudad inteligente?

La intención del Gobierno mediante esta actuación es ayudar a las industrias y entidades locales a promover su crecimiento y favorecer su internacionalización, a través de la integración de infraestructuras con sistemas de gestión inteligentes. Para ello, les facilitará el acceso a las tecnologías necesarias para lograr una prestación de servicios de calidad al ciudadano, con la mayor eficacia posible.

Como consecuencia, el atractivo turístico de las ciudades de cara al visitante se verá incrementado notablemente, como explicábamos en el post Tecnología Disruptiva en el sector turístico.

Más en línea con las nuevas necesidades, las gestiones públicas y la prestación de servicios se van a desarrollar sin duda de una manera más eficiente y participativa. Además, la implantación del modelo de las Smart Cities demandará nuevos perfiles profesionales altamente cualificados, relacionados sobre todo con la tecnología.

Como vemos, esta puede ser una excelente oportunidad para favorecer el crecimiento económico y el bienestar de los ciudadanos. Esperemos que el plan tenga estabilidad en el largo plazo, y no sea únicamente una estrategia puntual. ¿Está tu ciudad trabajando para convertirse en una Smart City? ¿Cuáles crees que son los aspectos más importantes a mejorar en las gestiones con las Administraciones Públicas?[:en]

Smart City

 

El 80% de los españoles reside en ciudades, y el 68% en ciudades de más de 50.000 habitantes. Esto supone todo un reto en cuanto a organización social y la prestación de servicios, tanto privados como públicos.

Las nuevas tecnologías se están desarrollando de manera imparable, y es fundamental adaptar los sistemas a este nuevo entorno.

Quizás por ello, y por el potencial que esta nueva industria está demostrando para dinamizar la economía, el empleo y el turismo, el Gobierno apuesta por las Smart Cities: la revolución tecnológica llega a las ciudades.

En España ya contamos con más de 60 ciudades inteligentes, y este auge va a ir en aumento gracias al reciente anuncio que confirma que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo amplía hasta los 188,3 millones de euros el presupuesto para el Plan Nacional de Ciudades Inteligentes (PNCI), que en un principio estaba dotado con 153 millones de euros.

Este anuncio ha supuesto una grata noticia para entidades como RECI, la Red Española de Ciudades Inteligentes, que valoran muy positivamente este impulso por parte del Gobierno para la creación y desarrollo de las Smart Cities en España, y que sitúan a nuestro país como referente internacional en el modelo de ciudades inteligentes.

(más…)

Las Smart Cities se interesan por la tecnología Beacon

En posts anteriores hemos hablado de los beacons, pequeños dispositivos que emiten una señal que puede ser detectada por smartphones sin necesidad de conexión a la red.

Estos pequeños artefactos se conectan mediante Bluetooth (BLE: Bluetooth Low Energy), y vienen a superar las limitaciones de otras tecnologías predecesoras, como el NFC.

Normalmente, se utilizan indistintamente los términos Beacon e iBeacon, refiriéndose esta última al desarrollo realizado por Apple (ver Beacons, ¿qué son y cómo van a revolucionar nuestra forma de comprar?).

Mediante la inteligencia de proximidad que nos ofrecen, es posible recopilar datos y facilitar información de valor en el momento y lugar más convenientes para el usuario, que debe prestar para ello su consentimiento.

Las marcas y superficies comerciales están empezando a valorar el enorme potencial que esto les ofrece, pero también las ciudades pueden aprovechar los beacons como canal de comunicación con sus habitantes.

 

¿Qué pueden aportar los Beacons a las ciudades del futuro?

Imaginemos lo que las funcionalidades de los beacons pueden aportar a la mejora de los servicios municipales: transporte público, aparcamientos, servicios oficiales, etc.

Por ejemplo, cuando nos sentimos perdidos a la hora de realizar trámites administrativos, la tecnología de los Beacons nos puede facilitar muchísima información de valor que nos ayude a conocer horarios, procedimientos e indicaciones necesarias.

Horarios de autobuses, información in situ al visitar monumentos y ubicaciones en las ciudades, datos de obras de arte en museos… El mundo de posibilidades que ofrecen es infinito.

¿Están las ciudades, los ayuntamientos, dispuestos a dar este paso hacia el futuro de las Smart Cities con la tecnología Beacon?

Veamos algunos ejemplos.

 

Barcelona Contactless

Ya hay ciudades como Barcelona que están comenzando a implementar esta tecnología a través de numerosos puntos de acceso diseminados por la ciudad.

Mediante su proyecto Barcelona Contactless, una vez más trata de ser una ciudad innovadora de vanguardia, todo un ejemplo de smart city que lucha por mejorar su eficiencia y la calidad de vida de sus habitantes.

Este servicio ofrece información precisa del lugar donde se está, a través códigos NFC o QR (ver Beacons, NFC, QR, GPS… ¿Qué quiere decir todo esto, por Dios?). Para acceder a los contenidos, es necesario disponer de conexión a internet, ya que los códigos nos envían a una web móvil con la información relacionada.

Mediante los Beacons, como ya comentamos en el citado post, se supera la limitación del NFC, que únicamente actúa a un máximo de 50 cm., la de los códigos QR, al funcionar mediante bluetooth en lugar de a través de internet, y la del GPS, que apenas ofrece funcionalidades en espacios cerrados.

 

Cities Open Challenge

Otra muestra del uso de la tecnología para contribuir al desarrollo de las smart cities, es Cities Open Challenge.

Impulsado por la empresa Ferrovial, en este proyecto 6 ciudades españolas han implantado proyectos pilotos para mejorar la vida cotidiana de sus ciudadanos. Veamos a qué se dedican cada uno de ellos:

Vitoria: “Moovit”

Esta app gratuita colaborativa facilita el uso eficiente del transporte público. Gracias a ella, los usuarios pueden planificar su trayecto, consultar horarios o saber en tiempo real dónde se encuentra el vehículo que están esperando.

Sevilla: “Guau”

Mediante la tecnología Beacon, este servicio rastrea y facilita el encuentro de mascotas perdidas en la ciudad.

A Coruña: “Connecthings”

En este proyecto, se insertan en el mobiliario urbano y espacios públicos de la cuidad etiquetas digitales que se vinculan con la aplicación y web del Ayuntamiento. Gracias a ellas, los usuarios disponen de información de valor al instante.

Valencia: “Clickcole”

Esta plataforma ofrece acceso a información actualizada sobre el sistema educativo, promoviendo la organización colectiva y el uso inteligente de los recursos de la ciudad.

Málaga: “ReCollect”

Este proyecto ayuda a los residentes a definir días de recolección de residuos sólidos, consiguiendo un punto de coordinación entre la demanda del servicio y su organización y provisión.

Santander: “Ouner”

Ouner es una oficina virtual de objetos perdidos, que mediante su app facilita el registro y recuperación de objetos y pertenencias extraviados.

 

Beacons más allá del Mobile Marketing

Como vemos, los beacons se están convirtiendo en un elemento de gran interés para las ciudades, además de su potencial como herramienta para el mobile marketing.

Los expertos aseguran que el uso de los beacons trascenderá el marketing y las Smart Cities, y se ampliará dentro de no mucho a campos como el de la salud, entre otros.

Lo que parece claro, es que su interés está desarrollándose, y previsiblemente de aquí a poco empezaremos a vivir experiencias relacionadas con esta tecnología que hasta ahora no podíamos ni imaginar.

 

¿Te parece interesante poder acceder fácilmente a la información que necesites en cada momento y lugar? ¿Te parece útil la tecnología beacon?

 

Imagen | Dave Conner

En Digiworks | 8 tips para evitar que tu publicación en redes sociales se hunda en la miseria

Beacons: ¿qué son y cómo van a revolucionar nuestra forma de comprar? 

beacons

Beacons

Entro a una tienda de ropa, y recibo un mensaje en mi móvil: “Bienvenida otra vez, Lorena. Hemos recibido unas botas que combinan genial con el vestido que te compraste el mes pasado, puedes verlas en la primera planta”.

Voy directamente, me pruebo las botas, y ante la duda de si comprarlas o no, veo que he recibido un nuevo mensaje en el móvil: “Si te gustan, puedes llevártelas con un 20% de descuento, sólo hoy”. Decido comprarlas, y cuando me acerco a la tremenda cola que hay para pagar, el móvil me recuerda: “Lorena, no hagas colas. Como ya tienes asociada tu cuenta de Paypal, no tienes que pasar por caja, al salir se te cobrarán automáticamente”.   ¡Perfecto! (más…)