Seleccionar página


Hace no muchos años atrás, que el mundo en internet ha ido cambiando muy de a poco, y que cada día avanza más vertiginosamente.  Desde hace no mucho tiempo también, oímos constantemente hablar de Social Media Manager o Community Manager sin saber muchas veces realmente de qué estamos hablando cuando nos referimos a estos términos y sin saber cuando debemos utilizar cada uno de ellos.

Muchas personas piensan que para ser un Community Manager, solo hace falta tener conocimientos a nivel de usuario de las redes sociales más famosas, lo que es lo mismo que decir que tienen una cuenta en varias redes sociales y la usan habitualmente contando con muchos seguidores. Pero ser un Community Manager, no es solo participar en redes sociales, sino que se trata, como dice su palabra, de gestionar las comunidades en las que su empresa participa y hacer que exista una interactividad entre usuarios (seguramente potenciales clientes) y la compañía para que los objetivos de marketing, campañas publicitarias y demás acciones lleguen a su término con éxito y con un fin acorde a lo que me brinda ese feedback. Un Community Manager tiene que ser capaz de interpretar las tendencias así como educar y ayudar a utilizar las comunidades y redes sociales al resto de los departamentos haciendo que todos vayan por el mismo carril y sigan una misma filosofía.

Sin embargo, hace poco tiempo, se ha ido modificando el nombre de Community Manager por el de Social Media Manager. Un Social Media Manager es quien crea contenidos, gestiona redes sociales, también como el Community Manager pero tiene un conocimiento más profundo de las redes. Va más allá del Community Manager, y crea un objetivo y un plan de acción de acuerdo a los requerimientos de la empresa. Realiza una planificación de medios, porque conoce las redes sociales y evalúa cómo es mejor utilizar cada una de ellas. Además monitorea las tendencias y busca nuevas estrategias y nichos de mercado. Como podrán ver, su rol dentro de una empresa es fundamental, sobretodo en aquellas que tienen muchas franquicias ya que hay que monitorizar que todas sigan las pautas dadas desde el comienzo para no arruinar la imagen y reputación de la marca. A pesar de ello, su trabajo y comunicación con el Community Manager es la clave para llevar todas las estrategias y campañas a buen puerto.

Ahora, ¿Por qué se confunden ambos puestos de trabajo?. Básicamente creo que esto sucede porque sufrimos una infoxicación de contenidos y de “cursos” relacionados con estos temas que nos desorientan. Así como muchas ofertas laborales que piden un perfil de Community Manager con muchas más tareas de lo que requiere su trabajo. El problema pasa porque a día de hoy, muchos empresarios y educadores no saben delimitar las funciones de un Social Media Manager y de un Community Manager generando un mismo nombre para todas las tareas asignadas a “redes sociales” y sin tener en cuenta todo lo que esa labor implica. Por eso, cada vez que te ofrezcan un curso de “Community Manager” o de “Social Media”, es importante evaluar qué me van a enseñar y si realmente hay una diferencia, porque si ni siquiera los educadores de Media saben la diferencia, difícilmente podamos exigirla a la hora de buscar trabajo.

 

Vía | Gaby Castellanos

Imagen | Digiworks.es

En Digiworks | Facebook para empresas ¿Sabes usarlo?