Seleccionar página


Facebook es la red social por excelencia, las grandes empresas lo saben, y por ello se esfuerzan por mejorar cada día su presencia en la plataforma. ¿Pero qué pasa con las pymes? ¿Porque la mayoría se sigue resistiendo a aparecer en la red? Es cierto que, como hemos indicado en alguna ocasión, no todo el Facebook es orégano, pero no por ello podemos olvidar la gran utilidad de Facebook para la pyme. Sin entrar en complicados argumentos, simplemente os ofrecemos unos sencillos motivos para responder a la pregunta que muchos pequeños y medianos empresarios se habrán estado haciendo en los últimos tiempos:

¿Por qué debería estar en Facebook?


  1. Donde va Vicente. ¿Sabes dónde pasa el tiempo gran parte de tu clientela? Exacto, en Facebook. Si no estás ahí, te estás perdiendo la oportunidad de poder mantener el contacto con tus clientes, que dedican más tiempo del que crees a navegar por este sitio.
  2. La palabra mágica: Gratis. Facebook pone a tu disposición un valiosísimo espacio donde mostrarte a millones de personas de forma gratuita. No pierdes nada con al menos intentarlo…
  3. No tienes que ser un experto. Sin complejas dotes informáticas, con unos conocimientos muy básicos y sentido común tú mismo serás capaz de manejar tu presencia online. Y si no puedes, o quieres sacar el máximo provecho, siempre puedes encontrar empresas que puedan realizarte una gestión profesional y optimizar el rendimiento de tu espacio.
  4. Yo quiero tener un millón de amigos. ¿No crees que cuanta más gente pueda llegar a ti, más posibilidades de aumentar tus ventas? Pues gracias a Facebook, podrás contactar con cientos de clientes potenciales, a los que de otra forma sería muy costoso llegar.
  5. Háblame al oído. La forma de comunicarse en Facebook es distinta a la comunicación comercial tradicional. Tener un canal de este tipo abierto, te va a permitir hablar de tú a tú a tu público, saber cómo se expresan, recibir de manera más ágil sus sugerencias, captar opiniones en un ambiente más cercano. Años de fidelización se pueden resumir en unos cuantos intercambios de comentarios.
  6. ¿Lo quieres? Lo tienes. La palabra que más resonará en tu mente cuando empieces a utilizar Facebook será Inmediatez. Cualquier oferta, invitación, evento, novedad, etc. que quieras promocionar, estará en segundos en el muro de tus seguidores. Sin tener que maquetar contenido, enviar mailings, grabar cuñas de radio… A sólo un click.
  7. Ahora o nunca. Si no te subes al carro del marketing online, perderás un tren que ya no podrás tomar. El mundo evoluciona, los consumidores ya no son los que eran, lo que la gente espera y cómo lo quiere ha cambiado, y lo va a seguir haciendo. Si no te esfuerzas por aprender a hablar en los nuevos idiomas, llegará un momento que no sabrás cómo llegar a la gente y por qué nadie te entiende.
  8. Esto es la jungla. Si tú no aprovechas las oportunidades, quizás tus competidores sí lo hagan. Y en la lucha encarnizada por el consumidor, sólo los más fuertes sobreviven. Aunque probablemente ya no vayas a ser un pionero en tu sector con tu presencia en las redes, no dejes de estar. Ponte en marcha rápido, y si lo necesitas, busca a quien te pueda guiar en el camino.
  9. Apuesta segura. Siempre vas a sacar un beneficio de estar en redes sociales. Quizás no en ventas inmediatas, pero seguro que sí en información, ideas, contactos o fidelización. ¿Cuánto puede valer eso para tu negocio?

Estas son sólo algunas de las razones esenciales por las que deberías empezar a plantearte la presencia de tu marca en Facebook, o al menos para que valores qué oportunidades estás desaprovechando con no hacerlo. ¿Te las vas a perder?

 

Info | Facebook

En Digiworks | Redes sociales = éxito en el marketing para empresas