+34 966 87 37 50 info@digiworks.es
MailerLite Email Marketing for Small Business

Hoy en día no se va a conferencias a aprender, se va a “hacer networking”. Y lo mismo con asistir a eventos, a ferias sectoriales, e incluso a jugar a pádel. Quién no ha justificado su asistencia a una fiesta o una cena con el típico “si pudiera, no iba, pero es que va a estar todo el mundo y tengo que ir a hacer networking”. El networking es hoy lo que un día fue tener un primo que te enchufara en su empresa: la clave para el éxito profesional. Y es que, según nos enseña el Networking: quien tiene un contacto tiene un tesoro. O, mejor dicho, un tesoro en potencia.

Pero, ¿qué es el Networking?

El networking es la manera de construir y trabajar tus redes profesionales. Es ir cultivando poco a poco tu red de contactos, con el objetivo de “tener amigos en todas partes”, o lo que es lo mismo: saber que cuentas con contactos, aliados, colaboradores o conocidos a los que acudir en caso de necesidad.

Pero ojo, no se trata sólo de buscar “enchufes”. El concepto de Networking va mucho más allá, desde la búsqueda de inversores o socios para un negocio, la colaboración profesional, compartir conocimientos, y un largo etcétera.

¿Qué no es el Networking?

Es fácil comprender que el Networking no es un simple “por el interés te quiero Andrés”, sino más bien un “hoy por ti, mañana por mí”. Esto es, si sólo acudes a tus contactos a pedir favores, pero nunca respondes cuando es alguien quien te los pide a ti, no estás haciendo networking.

Como en la vida en general, es necesario dar para recibir. En caso contrario, tu imagen se convertirá en la de un “aprovechado” a quien se debe evitar.

El networking en las redes sociales

La implantación de las redes sociales ha modificado radicalmente el concepto de networking, ya que han posibilitado extender nuestras redes a magnitudes impensables hace unos años.

Mientras que antes sólo accedíamos a nuestro entorno más cercano, hoy podemos saber con un solo clic qué contactos tienen nuestros contactos, o a su vez qué contactos tienen los contactos de nuestros contactos, aumentando de forma exponencial las personas que están potencialmente en nuestra red de networking.

Así, gracias a herramientas como Linkedin o Twitter, podemos establecer contacto con profesionales a los que de otra manera nos sería muy complicado acceder. Y lo que es mejor, nos facilita mantener ese vínculo con un esfuerzo relativamente pequeño.

5 Claves para un buen networking

1. Quién soy, de dónde vengo, a dónde voy:

No es imprescindible tener un objetivo concreto para construir tu red de networking Pero si tienes claro qué es lo que te gustaría conseguir, ya tienes parte del trabajo hecho, puesto que tu estrategia seguirá una dirección. Aunque no le veas una necesidad inmediata, ir tejiendo una buena red de contactos te puede ser de gran ayuda en el momento en que lo necesites.

2. Si no estás, no saldrás en la foto:

Hay días que no nos apetece conectarnos a Twitter, responder cuestiones de Linkedin, ir a tanta conferencia, a tanto desayuno empresarial, feria, jornadas y demás eventos que todos sufrimos en nuestras carnes. Pero en esos lugares es dónde está la gente que nos interesa a nivel profesional, y si nos aislamos del mundo, dificultaremos el enriquecimiento de nuestras redes.

3. Hazte una cuenta en Linkedin y Twitter… …y ÚSALAS:

Y con usarlas no nos referimos a que cuentes a todas horas al mundo lo cansado que estás de tu jefe o qué tal has comido, que probablemente no será una información vital para tu audiencia, sino que aportes algo de valor: recomendaciones, artículos interesantes, opiniones, enlazar a información original, etc.

No hace falta ser un gurú para tener algo que decir, y seguro que puedes ofrecer algo que merezca la pena ser escuchado.

4. No te olvides de “tu YO analógico”

A veces nos empeñamos en dedicar recursos a nuestra presencia online y dejamos de lado la off-line. Fortalecer nuestra presencia digital mediante nuestra web y en redes sociales es fundamental, pero no por ello debemos olvidar que el contacto personal sigue siendo eficaz e imprescindible. Por ello, aunque estemos inmersos en el mundo de internet, es conveniente que acudamos a eventos físicos que nos permitan contactar cara a cara con otros profesionales, e incluso algo que está tan de moda actualmente como “desvirtualizar a tus contactos de las redes sociales”. Los vínculos así establecidos se ven positivamente reforzados, sin poner en duda la innegable utilidad del trabajo que realicemos online.

5. Toma las riendas:

Por muy tímido que seas, para llevar a cabo un networking eficaz no puedes quedarte parado, esperando a que pasen cosas. Adoptar un papel activo será más productivo para lograr tus objetivos.

¿Te has parado a pensar qué estás haciendo para mejorar tu networking?

 

Imagen | glokbell

En Digiworks | 10 pistas para exprimir Linkedin