+34 966 87 37 50 info@digiworks.es
MailerLite Email Marketing for Small Business

Si tienes claro que no eres feliz en tu trabajo, y que la situación no va a cambiar por más que te esfuerces, quizás es momento de que te plantees si tu tiempo en esa empresa está llegando a su fin y es hora de plantearte nuevos horizontes.

Puede que lleves un tiempo dándole vueltas a eso de montar tu negocio, y que te atraiga dejarlo todo para lanzarte a cumplir tu sueño.

Pero también debes tener en cuenta que emprender no es un camino de rosas y que probablemente no tengas lo que quieres hasta pasado un tiempo.

Por eso, antes de tirarte a la piscina, es el momento de que analices si realmente estás preparado para dar el paso, o si debes ser prudente y tener un poco más de paciencia.

Hoy te invitamos a que hagas un pequeño autoanálisis para decidirlo a través de estas 7 razones para dejar (o no) tu trabajo.

 

¿Es hora de dejar mi trabajo y montar mi propia empresa?

* Eres infeliz. ¿Se te hace un mundo tener que ir cada día a una empresa que detestas? A todos nos da pereza levantarnos y tener que ir a trabajar, pero no hablamos de eso. Nos referimos a un sentimiento que te paraliza, a una desilusión continuada con lo que haces en tu trabajo, a una sensación de vacío y de desmotivación. Si sientes que hace mucho que no disfrutas mínimamente con lo que haces, deberías estar ya buscando una alternativa. ¡La vida es demasiado corta!

* No hay futuro. ¿Has llegado a lo máximo en ese proyecto? Lo habitual es que en el trabajo nos mueva el deseo de superación y de alcanzar nuevas metas. Cuando no ves oportunidad de ascender ni aspirar a más en ese proyecto, es el principio del fin. Quizás puedas aguantar un tiempo si es necesario, pero está claro que esa empresa no tiene mucho que ofrecerte, así que es buen momento para que al menos vayas planteándote el cambio.

* No es un “calentón”. Todos odiamos al jefe en algún momento de nuestras vidas, o sentimos que no se valora suficientemente nuestro trabajo. Pero antes de decirte a dejarlo todo y emprender un nuevo rumbo, debes pararte a pensar con la cabeza fría si es realmente lo que necesitas, o si simplemente estás pasando una mala racha. En este caso no es recomendable dejarse llevar por un impulso irracional, así que mejor piensa muy bien las cosas e intenta que tu decisión sea tan consistente como sea posible.

* Tienes una buena idea. Tus ganas de cambio y de ser “tu propio jefe” deben concretarse y materializarse en una idea de negocio viable. Es el momento de poner sobre el papel todos los castillos en el aire que has ido construyendo, y ver de qué manera hay que pulir tus ideas para que se puedan llevar a la práctica. ¿Tendrá lo que ofreces demanda suficiente en el mercado? ¿Qué aportarás respecto a los competidores?

* Estás preparado. Emprender puede sonar muy atractivo, pero no todo el mundo está preparado para ello. La actitud y ganas que tengas son muy importantes, pero deben ampararse en ciertas habilidades, autodisciplina, conocimientos del sector en el que quieras introducirte, experiencia, contactos, etc. Si no estás aún preparado, conviene que empieces a hacerlo antes de dejar tu trabajo.

* Puedes soportar el fracaso. Si vas a lanzarte a emprender tu negocio, debes tener claro que es posible que no salga bien. Además de tus autocríticas, en ese caso es muy probable que las personas de tu entorno te hagan llegas sus opiniones y juicios, todo el mundo sabrá de repente mejor que tú en qué has fallado, y se apresurarán a hacerte llegar sus valoraciones. Si crees que no vas a poder soportar lo que los demás pienses y digan, lo de emprender no es para ti.

* La estabilidad y la seguridad no son tu prioridad. Emprender no es tan glamouroso como suena, y no es algo que cualquiera pueda llevar a cabo con éxito.Trabajarás más horas que nunca, tus relaciones personales y tu vida social seguramente se verán resentidas, tus ingresos dejarán de ser algo regular y seguro…

Valora si vas a poder mantenerte durante un primer año en el que los beneficios previsiblemente serán inexistentes, y si no es así, quizás te interese no dejar tu trabajo hasta que hayas conseguido que el negocio arranque.

Nadie debería conformarse con un trabajo en el que no es feliz, y si esta es tu situación, te recomendamos que luches desde ahora mismo para poder cambiar cuanto antes. Pero no queremos que te ocurra lo que le sucede a mucha gente, que toma la decisión de emprender demasiado a la ligera, y después surgen las lamentaciones y los fracasos.

Esperamos que estos consejos te puedan servir en cierto modo como guía para decidir si es el momento de lanzarte a por tus sueños, o si esa liana todavía no está suficientemente sólida como para que sueltes la de tu trabajo actual.

¿Estás planteándote cambiar de rumbo profesional? ¿Te gustaría montar tu negocio?

 

Imagen | Andrés Nieto Porras / Sean MacEntee

En Digiworks | Drop Shipping: montar tu tienda online sin riesgo

Perdona por la interrupción

Te importaría dejarnos tu dirección email? Asi te enviamos de vez en cuando mas información sobre Digiworks, nuestros productos y compartimos los artículos de nuestro blog.

Muchas gracias!

politica privacidad

comunicacion comercial

Hecho! Muchas gracias por tu subscripción!

Share This