+34 966 87 37 50 info@digiworks.es
MailerLite Email Marketing for Small Business

Si a fecha de hoy no has visto el logotipo maldito, enhorabuena. Vives en un mundo paralelo, al margen de los trending topic y demás dictaduras sobre lo que llena la agenda setting de nuestro país. Porque sí, puede que seamos el país de la Unión Europea con mayor tasa de paro juvenil, pero ¿a quién le preocupa eso, teniendo temas para debatir tan trascendentales como Madrid 2020: el logo de la polémica? Todo menos pensar en lo importante. “Pan y circo”, que decían los romanos…

La cuestión aquí es ¿de dónde surge esta polémica? Porque si algo podemos plantearnos en todo esto, tratando de ir un paso más allá, es si se trata de pura casualidad. ¿No será que interesa que se hable de un logotipo que, probablemente, sin esta polémica habría pasado sin pena ni gloria?  A lo mejor es pensar demasiado, pero se han sucedido una serie de acontecimientos que, como mínimo, pueden hacernos dudar.

El logotipo futurista que se convirtió en chanclas

A grandes rasgos, la cuestión radica en que Madrid ya ha presentado en 3 ocasiones la candidatura para albergar los Juegos Olímpicos.  El primer año, había interés. El segundo, algo menos, pero aún se mantenía. Pero en esta tercera ocasión, la sociedad española, que además tiene problemas mucho más graves, había perdido ilusión e interés en el tema.

¿Cómo captar de nuevo la atención del público? Indignándolos.

La opción de ahorrar costes aprovechando los diseños realizados en anteriores convocatorias no se contemplaba, así que se decidió convocar un concurso, que ganó un joven estudiante de Diseño Gráfico.

Es habitual que se efectúe alguna modificación o adaptación respecto a ese diseño, pero lo cierto es que la interpretación que ha hecho del mismo la agencia (Tapsa), dista bastante del original. Y lo de que se haya mejorado, queda a la libre opinión de cada uno.

Diseño original

  • En primer lugar, de las figuras iniciales que pretendían sugerir los arcos de la madrileña Puerta de Alcalá, se ha pasado a unas chanclas. O tablas de surf, como señalan en tono de humor algunos tuiteros.
  • En segundo, no se han respetado los 5 colores olímpicos, cambiando el negro por una especie de magenta. Así, sin más.
  • En tercer lugar, se ha empeorado la legibilidad de la tipografía. Error de pandereta que parezca que la i de “Madrid” está acentuada. Pero además, mientras en el diseño original reflejaba “M20”, en el rediseño parece decir “20020”. Esto también ha dado bastante de que hablar en las redes sociales, que bromeaban con que ese era el año en que Madrid conseguiría celebrar unas Olimpiadas.

¿Avergonzados u orgullosos con el resultado?

Lo que en un  principio debería ser motivo de vergüenza por parte de la agencia responsable, o de quienes han pagado por ello, no queda tan claro que sea un fracaso en términos de notoriedad. Al fin y al cabo, en sólo unas horas todo internet, los foros, los medios y las redes sociales estaban inundados hablando del tema, que automáticamente se convirtió en Trending Topic en Twitter.

Si “lo importante es que hablen de ti, aunque sea mal”, la estrategia no había dado tan malos resultados.

Pero mientras me estoy planteando esto, llega a mí la siguiente información (Europa Press):

“A la confusión causada por la grafía del logotipo se suma la elección, por parte de la candidatura, del nombre de usuario en Twitter @Madrid202O, es decir, con una ”o” mayúscula al final en lugar de un cero, lo que genera dificultades para encontrar el perfil y poder seguirlo. “La cuenta con el nombre correcto ya estaba registrada y estamos hablando con la gente de Twitter para intentar arreglarlo”.

¿Avergonzados u orgullosos? Saquen sus propias conclusiones…

Imagen | Comunidad de Madrid

En Digiworks | Networking: quien tiene un contacto, tiene un tesoro (en potencia)


Perdona por la interrupción

Te importaría dejarnos tu dirección email? Asi te enviamos de vez en cuando mas información sobre Digiworks, nuestros productos y compartimos los artículos de nuestro blog.

Muchas gracias!

politica privacidad

comunicacion comercial

Hecho! Muchas gracias por tu subscripción!

Share This