+34 966 87 37 50 info@digiworks.es


Ya adelantamos en la primera entrega de las profesiones 2.0: la última Coca-Cola del desierto, que no sólo de Community Managers vive el social media. La revolución 2.0 ha dado lugar a una serie de puestos de trabajo que se concentra en torno a 5 categorías, según apunta el portal formativo Educaweb: marketing y comunicación,  informática y telecomunicaciones, comercial y ventas, diseño y artes gráficas, y atención al cliente (por ejemplo, a través de las redes sociales).

¿Quién es quién en Social Media?

En cuanto a la definición de puestos de trabajo, todavía existe mucha confusión terminológica, y dependiendo de la empresa a la que consultemos, las funciones que realiza cada uno de ellos y su posición en el organigrama pueden variar notablemente.

Veamos una clasificación de puestos a grandes rasgos y de qué se encargan:

Community Manager:

Es el responsable de construir y gestionar comunidades on-line. Dinamiza los foros, actúa de guía en las conversaciones y actúa como nexo de unión entre la empresa y el usuario.

Social Media Strategist:

Es quien se encarga de definir la estrategia global de la marca en redes sociales. Debe conocer perfectamente el mercado, conocer a su público, estar al día en todo lo que respecta a tendencias y herramientas de social media, para poder desarrollar estrategias eficaces e innovadoras y detectar nuevas oportunidades.

Chief social media officer / Social Media Manager:

Sus funciones son ejecutar la estrategia de la empresa en las redes sociales, y analizar y reportar los resultados y el cumplimiento de objetivos a los responsables de la empresa. Si el SMS define la estrategia, el SMM es quien marca las tácticas que se llevarán a cabo para lograr los objetivos formulados. En ambos casos, deben trabajar de manera coordinada con el resto del equipo, y actuar como agentes motivadores para los miembros de la empresa.

Digital Marketing Manager:

Experto en publicidad y marketing online, se encarga de crear campañas de promoción para internet, aplicando los nuevos elementos publicitarios y adaptándose a las particularidades del nuevo medio.

Social Media Analyst:

Su misión es recopilar toda la información cuantitativa de lo que sucede en las redes: volumen de usuarios, datos geográficos y demográficos, actividad que realizan en nuestro sitio, momentos de mayor tráfico, etc. Debe reportar a la Dirección de SM para facilitar la toma de decisiones estratégicas.

Responsable SEO:

Es quien define la estrategia de posicionamiento en buscadores de la empresa, y el responsable de evaluarla. Su misión es gestionar la información de la web de tal manera que la organización aparezca en las primeras posiciones.

Social Media Trainer:

El encargado de formar al resto del equipo en materia de redes sociales, con el objetivo de que los primeros embajadores de la marca sean los propios empleados.

La definición de puestos en la realidad

Existen muchos otros puestos de social media que iremos desgranando más adelante, y van apareciendo otros tantos cada día, pero lo cierto es que salvo en las grandes compañías, las empresas buscan un perfil flexible que aúne las tareas de muchos de estos puestos y les permitan ahorrar costes. Lo habitual en el grueso de pymes es tener “la persona que se encarga de redes sociales”, siendo una función residual de una persona encargada de otros asuntos en muchas otras empresas, e incluso una figura inexistente en las que viven ancladas y se resisten al nuevo panorama.

¿Cuánto cobra un Community Manager? Retribución orientativa

En términos salariales, y basándonos en puestos profesionalizados, no en empresas que ponen al becario a responder tweets, el salario medio de un community manager está actualmente en unos 30.000 euros. Si bien en España aún no está plenamente profesionalizado, en otros países como EE.UU, un community manager puede llegar a recibir al año una remuneración de más de 50.000 euros.

Requisitos

Aunque para los profesionales de este campo todavía no se ha establecido una formación unívoca, lo habitual es que sean las personas procedentes de los campos de la comunicación, el marketing, el periodismo o la publicidad quienes se perfilen como candidatos mejor formados para desarrollar esas funciones.

Lógicamente, es necesario que reciban una formación adicional especializada en gestión de redes sociales, conocimientos de SEO y SEM, marketing online, y otros conocimientos afines. La empatía y capacidad resolutiva son fundamentales especialmente para los puestos que van a estar más orientados a la atención de clientes vía redes sociales.

Sin embargo, en estas profesiones lo cierto es que la experiencia es un grado, y lo verdaderamente importante es tener rodaje en el uso y gestión de redes sociales, y un auténtico espíritu de aprendizaje constante y de flexibilidad que faciliten la adaptación a un mundo en constante cambio.

¿Qué otros puestos que no hayamos citado os gustaría conocer? ¿Creéis que el panorama laboral está preparado para dar respuesta a las necesidades de profesionales capacitados?

 

Imagen |  mikebaird

En Digiworks | Las profesiones 2.0: la última Coca-Cola del desierto (I)

Las profesiones 2.0: la última Coca-Cola del desierto (III)