+34 966 87 37 50 info@digiworks.es
MailerLite Email Marketing for Small Business

Excelencia Empresarial Elsa Punset

 

 

El otro día hablábamos de la importancia de la Gestión del Talento en la empresa, y al hilo de este tema, tuvimos la ocasión de asistir a un evento relacionado esta semana, del que nos gustaría, como siempre, tratar de transmitiros algunas pinceladas.

 

Bajo el título «Gestión de la Excelencia Empresarial«, la escuela de negocios Fundesem y TMT nos trajeron una interesante jornada donde grandes profesionales como Elsa Punset, Roberto Luna y Belén Varela proporcionaron algunas de las claves para la gestión y búsqueda de la Ilusión, Optimismo y Motivación para la Excelencia Empresarial.

 

Inteligencia Emocional y Empowerment

Los beneficios de la Gestión del Talento en las organizaciones son muchos, y por ello son cada vez más los expertos que apuestan por la conciliación de las emociones en el mundo empresarial. Podemos decir que se está pasando del clásico modelo jerárquico, hacia lo que ha dado en llamarse Empowerment, que de forma simple podríamos resumir como confiar en las capacidades del empleado asignándole los recursos necesarios y dejándole libertad para gestionar su propio trabajo, dando lo mejor de sí y obteniendo los mejores resultados.

Está comprobado que nuestras emociones, además de afectar intrínsecamente a nuestro bienestar físico y mental, están muy ligadas a nuestra capacidad creativa, nuestra inteligencia, y nuestro rendimiento profesional. Y cuanto mejor sea la libertad y el entorno que nos rodea, más fácilmente podremos favorecer que estas afloren.

Las relaciones de confianza en la empresa han cambiado, la estabilidad ha pasado a ser algo casi utópico, y se tiende al llamado «empleo líquido«, en el que se exige una toma de decisiones constante, innovación y una gran capacidad para adaptarse al cambio. En este contexto, los responsables de recursos humanos habrán de tener en cuenta a la hora de valorar el talento no sólo el rendimiento real, sino también la potencialidad y cómo poder poner en valor esas capacidades no explotadas.

Se plantea por tanto todo un reto a la hora de analizar las capacidades de los recursos humanos desde el punto de vista de gestión de la inteligencia emocional, ya que parece demostrado que las competencias que más interesan van mucho más allá de los simples conocimientos, y están más relacionados con actitudes, capacidad de adaptación, innovación, superación de nuevos retos

Cuestiones todas ellas que se trabajan desde la parte más ligada a las emociones.

 

Tecnología y emociones

Tras las interesantes ponencias previas y posterior mesa de debate, llegó el turno de la lección magistral de Elsa Punset. En ella, comenzó planteando una serie de cuestiones para el autoanálisis de los asistentes: elsa punset

¿Quién eres tú?

¿Qué te hace diferente a los demás?

¿Cuáles son tus habilidades?

¿Qué es lo que te apasiona?

La respuesta a estas preguntas es (o debería ser) el primer paso de cara a orientar nuestras aspiraciones profesionales, según Elsa.

En su charla, se mostraron interesantes datos sobre la plasticidad del cerebro y la moldeabilidad de las emociones.

Además, se habló del avance tecnológico, y cómo a pesar del cambio radical que ha causado en nuestros modos de comunicarnos y relacionarnos, realmente las nuevas tecnologías no han supuesto un gran avance en cuanto a la necesidad humana de dar y recibir afecto.

 

¿Qué necesitamos para ser felices y desarrollar nuestro talento?

Las personas necesitamos una serie de pilares básicos para poder sentirnos en un entorno seguro y desarrollar nuestras capacidades. A juicio de Elsa Punset, estos serían:

  • El sentimiento de pertenencia
  • La sensación de control y estabilidad
  • La comunicación con los demás
  • La capacidad para conseguir las metas que nos proponemos
  • La posibilidad de mantener una actitud positiva, filtrando el sesgo negativo de nuestro cerebro

En este entorno cambiante, muchas veces necesitaremos cambiar de rumbo, por lo que no podemos perder nuestra capacidad de ser flexibles y de adaptarnos a las novedades que nos acecharán constantemente.

Dio mucha importancia al concepto japonés de Kaizen, o mejora continua, que podríamos aplicar mediante pequeños cambios que consiguen grandes cosas, y además la necesidad del autocontrol, como capacidad para comprometernos con los demás y con nosotros mismos.

 

La mejor técnica para conseguir tus metas

Finalizando la ponencia, Elsa quiso transmitirnos las 5 claves de Richard Wiseman para conseguir las metas que nos propongamos, tanto a nivel profesional como personal:

1) Dividir siempre la meta en pequeñas submetas más tangibles y asumibles

2) Recompensarnos por cada pequeña submeta que alcancemos

3) Plasmar nuestra meta por escrito

4) Contar nuestros planes a la gente que nos importa, como forma de materializar nuestro compromiso

5) No obsesionarnos, pero no perder nunca de vista cuál es nuestra meta final

 

Si no tuviste la oportunidad de asistir, esperamos que al menos este pequeño resumen te sea de utilidad para poder sacar alguna idea interesante que te ayude a mejorar y potenciar tus capacidades emocionales aplicadas al ámbito profesional.

Para finalizar, y siguiendo en línea con la filosofía kaizen, te dejamos una de las frases más inspiradoras de la ponencia, para grabarnos a fuego:

 

«Tu vida y tu mente no cambiarán si tú no cambias nada».

 

social-media-starter

Imagen | FBS

En Digiworks | 7 consejos infalibles para aprovechar una sesión de Networking