+34 966 87 37 50 info@digiworks.es
digiworks

Alberto Inglés, Lorena Blázquez y unas compañeras

 El mundo del social media está plagado de gurús y de grandes empresas con mucho que enseñarnos sobre lo que hacer y no hacer en este ámbito. Lamentablemente, cuando hablamos de implantación de redes sociales en la pyme no siempre nos vemos reflejados en ellos, ya sea por las características de nuestros negocios, o por los recursos disponibles.

Si bien es importante escuchar todo lo que los grandes pueden enseñarnos, conviene no perder el contacto con la realidad y fijarnos en ejemplos que puedan asemejarse más a nuestras perspectivas y alcance.

Ese es el caso de Hotel Entremares, del que su gerente, Alberto Inglés, nos ha hablado este fin de semana en el programa de Experto Universitario en Gestión de Redes Sociales.

El as en La Manga de Entremares

“Tú no tienes que trabajar para las redes sociales, las redes sociales tienen que trabajar para ti”. Con esa declaración de principios, Alberto explica cómo ha conseguido que un tradicional hotel familiar de La Manga (Murcia), tenga una importante presencia en el entorno de las redes sociales, y obteniendo el grueso de su comercialización vía internet.

Su ejemplo ilustra a la perfección que no todo es cuestión de presupuesto, sino de creatividad, de esfuerzo y sobre todo de ganas. Para muestra, un botón.

Si de algo puede alardear esta empresa, entre otras cosas, es de su buen uso del videomarketing. Y para ello no requirieron de una gran inversión, sólo de una pequeña cámara Flip, y ganas de ofrecer contenidos interesantes.

El resultado es que hoy, el  canal de Youtube de Entremares cuenta con más de 210.000 reproducciones, y pueden presumir de que de sus 400 vídeos subidos, la mayoría son testimoniales de clientes, con el gran valor que esto aporta a un establecimiento turístico.

Una empresa con mucho que decir

Consciente de que las redes sociales no son para hacerse autobombo, Alberto señala que nuestras actuaciones deben ir encaminadas a  conseguir que los consumidores hablen de nosotros entre sí. Y ello exige esfuerzo para detectar necesidades, y para saber cómo satisfacerlas.

Responsabilidad medioambiental, sensibilización con necesidades alimenticias específicas, o especial atención a familias con niños, son sólo algunas de las claves que configuran la manera en que esta empresa responde a su público. Esa es la base para construir la posterior estrategia en redes sociales.

En cuanto al retorno de la inversión, “no siempre lo puedes tener 100% medido, pero en cuanto empiezas a ver que la cosa se mueve, que estás consiguiendo darte a conocer, generar base de datos y que te visiten clientes, sabes que estás haciendo una buena inversión”, afirma.

La casa bien construida desde dentro

Muchas organizaciones planifican sus estrategias, dedican tiempo y dinero, y plasman sus actuaciones en el papel, pero paradójicamente se olvidan de comunicarlo a quienes están en el momento de la verdad, en la atención al cliente.

Emociona escuchar a Alberto explicando cómo han ido formando a su propio equipo para que fueran asumiendo las tareas y responsabilidades de una empresa 2.0. Desde Matías, el botones, que empezó recibiendo formación en nuevas tecnologías, hasta él mismo, que pasó de ser un “brechado digital”, como apunta, a declararse apasionado del mundo Apple, han conseguido que sus recursos humanos estén implicados en la nueva filosofía de la empresa.

Si cada una de las partes que intervienen asume su responsabilidad en el proceso, todo fluye de forma más natural. Y si una empresa no debe permitirse fallos de comunicación, en una pyme esto es aún más importante.

Un toque de realismo, de buen saber hacer, de cariño y de esfuerzo en este mundo social que nos ocupa. Y un mensaje final, que define la esencia que Alberto Inglés transmite: “apostemos por los contenidos, más que por las herramientas, que al fin y al cabo son pasajeras”. Enhorabuena.

 

Imagen | Lorena Blázquez

En Digiworks | Pinterest para tu negocio: 5 ideas para sacarle partido