+34 966 87 37 50 info@digiworks.es



 

En una conferencia a la que acudí hace unos meses, uno de los ponentes, Carlos Navarro, sentenció “si algo viene, viene por Google”, destacando el papel fundamental del gigante buscador en lo que a tendencias digitales se refiere. Me encantó esa frase, ya que es cierto que Google siempre está a la cabeza de todo lo que sucede en el entorno 2.0, y es justo reconocerlo. Según muestran los principales informes que están viendo la luz al respecto, parece ser que el consumidor actual se informa y decide sus compras en un porcentaje creciente a través de medios online, siendo las búsquedas en Google sus principales herramientas de documentación.  Y es que, al igual que en sucede en otros muchos ámbitos, en el impacto del boca a oreja en internet: Google manda.

Nadie discute que en el entorno actual los usuarios han tomado un papel mucho más activo, pasando a exigir ser escuchados por las compañías, y a su vez por el resto de consumidores. Este consumidor, confía más en las opiniones vertidas por sus “iguales” que en las manifestaciones de la propia marca, y encuentra en las nuevas tecnologías el instrumento idóneo para amplificar el alcance de sus manifestaciones.

Las empresas empiezan a ser conscientes de la importancia de estas nuevas formas de comunicación, pero no resulta sencillo poder controlarla ni medir su alcance. Sin embargo son muchos los intentos por tratar de esclarecer información sobre estos aspectos. Como muestra, hace unos días, la consultora The KellerFay Group hacía público el estudio sobre Boca a Oreja en Internet (Word of Mouth and the Internet) elaborado conjuntamente con Google, revelando los siguientes datos:

  • La importancia del “boca a boca digital”, una de las tendencias más relevantes en la actualidad, reside en que aproximadamente la mitad de los consumidores consultados indican la influencia de las opiniones de otros usuarios en sus decisiones de compra.
  • Sólo en Estados Unidos, diariamente tienen lugar 2,4 mil millones de conversaciones relacionadas con una marca, de las que unos 146 millones son transmitidas mediante Google o sus herramientas.
  • La influencia en la toma de decisiones de las informaciones recibidas a través de buscadores frente a las obtenidas por redes sociales es diferente, ya que la credibilidad de aquellas frente a éstas es de un 25% mayor, aproximadamente.
  • Los “impactos” generados por los buscadores tienen un 17% más de probabilidad de conducir a un proceso de compra que los recibidos por medio de redes sociales.

Es evidente que los hábitos de consumo de la población se han visto modificados notablemente a raíz de la popularización de internet, y era lógico que la facilidad para comunicarse con otros usuarios conllevaría un cambio en la manera de obtener información para el proceso de decisión de compra.

Pero ¿realmente están las empresas preparadas para afrontar este cambio de modelo, o siguen cegadas en la comunicación tradicional 1.0 sin tener en cuenta la repercusión de los nuevos medios?

 

Imagen | Lorena Blázquez (sobre Jiuck)

Info | Word of Mouth and the Internet

En Digiworks | Cómo gestionar tu tiempo con Google Calendar