+34 966 87 37 50 info@digiworks.es


Caso practico Foursquare Coffee Nutz

Mucha gente todavía no ve claro el potencial de Foursquare, y lo consideran un simple juego con el que no se puede sacar rentabilidad como establecimiento. Convencidos de las posibilidades que la red social de localización puede ofrecer para las pymes, hoy comentamos un caso real cuyo protagonista es Foursquare: una manera de aprovecharlo para vender más que pude vivir ayer en primera persona.

Empresas poco geolocalizadas

Hace unos días me propuse empezar a utilizar de forma intensiva Foursquare como usuaria, para descubrir en qué grado los comercios de mi entorno lo estaban utilizando.

Como era previsible, y teniendo en cuenta que no vivo en Madrid ni en Barcelona, el uso de esta herramienta por parte de los establecimientos es prácticamente nulo. La mayoría de ellos, ni siquiera se han dado de alta ellos mismos como negocio, sino que han sido creados por los propios usuarios.

Salvo algunas excepciones previsibles, como la Fnac, que ofrece a aquellos clientes que hagan check-in un 50% de descuento al hacerse la tarjeta de socios, prácticamente ninguna sorpresa destacable.

Un ejemplo de buen uso de Foursquare

Ayer, tras una mañana de caminatas por el centro haciendo papeleo, decidí parar a tomar algo. Cerca del Mercado Central, donde pensaba comprarme algo para llevar, Foursquare me sugirió acercarme a una cafetería llamada Coffee Nutz, a escasos metros de donde me encontraba. Por curiosidad, cliqué sobre su ficha, para ver información sobre el lugar.

Agradablemente sorprendida, leí su mensaje: “Ven y haz check in, y déjanos que te sorprendamos”. Por supuesto, cambié mi rumbo, y entré a la cafetería.

Al llegar, me recibieron con una sonrisa, y al decirles “Hola, he visto vuestro mensaje en Foursquare, y vengo a que me sorprendáis” se les iluminó la cara.

Foursquare Coffee Nutz

Mientras me servían el café que pedí, y el donut que me obsequiaban, entablé conversación con el propietario, que acudió en cuanto me escuchó. Me comentó cómo había decidido lanzarse a las redes sociales, qué ventajas les veía y qué resultados estaba comenzando a valorar.

Curiosamente, se alegró al ver a un cliente que respondiera a su oferta tanto como yo al encontrarla.

Su pequeña iniciativa en Foursquare para atraer y fidelizar clientes es una pequeña muestra de la convicción que tienen de escuchar a sus clientes, de adaptarse a ellos, y de conectar.

Una filosofía que, en mi humilde opinión, deberían comenzar a adoptar las empresas que quieran sobrevivir a la crisis.

¿Estamos preparados para abrirnos a los nuevos tiempos? ¿Escuchas a tus clientes?

Imagen | Lorena Blázquez

Digiworks | Llevar al cliente a la e-Experiencia