+34 966 87 37 50 info@digiworks.es
digiworks

fidelizar clientes

Una de las peores consecuencias para las empresas en  la actual situación económica es la disminución de su actividad, como resultado de la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores.

Son muchos los pequeños y medianos negocios que se muestran incapaces de lidiar con la situación y de sostener su actividad con la reducción de ingresos. Sin embargo, numerosas de las grandes compañías parece que se están adaptando a la nueva situación, y modificando sus estrategias para seguir manteniendo sus ventas.

Vemos como Carrefour lanza su línea de productos a bajo coste Carrefour Discount, cómo las tarjetas de fidelización cobran protagonismo en infinidad de negocios, y cómo se reducen las ventas de “productos superfluos”.

¿Qué conclusiones podemos sacar de esto?

Reactivar las ventas en crisis

Hoy nos gustaría reflexionar sobre de qué manera podemos adaptarnos a ese consumidor “empobrecido”, para conseguir reactivar nuestras ventas en tiempos de crisis y ser capaces así de aguantar el temporal.

Veamos algunas de las estrategias que podemos aplicar en nuestro negocio para mantener las ventas y fidelizar clientes, aunque el consumidor reduzca su gasto.

Paquetizar servicios

El precio es ahora más que nunca un elemento clave a la hora de contratar un servicio. Por ello, cuanto más claros seamos en nuestras tarifas, mejor.

Una buena manera de no ver reducidas nuestras ventas puede ser ofrecer versiones más básicas y económicas de nuestros servicios, que puedan ser más accesibles, facilitando la posibilidad de contratar servicios adicionales o complementarios en caso necesario.

vender mas en crisis

De esta forma, el cliente sólo tendrá que pagar por lo que realmente va a necesitar, pudiendo así ajustar su gasto.

Mantener a los clientes adquiridos

La máxima de “Cuesta más ganar a un cliente nuevo que mantener a uno actual” cobra ahora todo su sentido. Pensemos de qué forma podemos fidelizar a esos clientes que con tanto esfuerzo hemos conseguido.

Desde crear una tarjeta de puntos con la que premiar la compra repetida, a ofrecer tarifas planas de mantenimiento. Podemos ofrecer un servicio o producto de regalo tras la 3ª visita / compra, o bien lanzar paquetes de servicios básicos continuados a cambio de una pequeña cuota mensual.

La cuestión es conseguir motivar al cliente para que mantenga su relación con nosotros.

Tanto si vendemos productos como servicios, adaptar nuestra oferta a bolsillos más pequeños seguro que nos es posible con un pequeño esfuerzo. Si somos capaces de mantener un volumen de ventas que nos permita aguantar los malos tiempos, tendremos más sencillo mantener a flote nuestro negocio y consolidaremos una buena clientela que se acordará de nosotros cuando vengan tiempos mejores.

 

¿Has visto tus ventas reducidas durante la crisis? ¿De qué manera se te ocurre que puedes ser más accesible para el consumidor “empobrecido”?

 

Imagen | Tax Credits / (Lolita) • 8

En Digiworks | ¿Cómo y por qué medir la efectividad del e-mail marketing?