Seleccionar página


Hemos hablado sobre la Utilidad de Facebook para la Pyme, de las Ventajas que puede aportarte un Blog corporativo, y te hemos dado algunas Ideas para anunciarte gratis en internet. En este punto, es más que seguro que las redes sociales forman parte de la estrategia de promoción de tu negocio. Pero llega el momento de que empieces a valorar la rentabilidad que te está aportando. Una vez puesta en marcha la estrategia en redes sociales: ¿Cómo medir sus resultados?

La medición en medios sociales cuenta con algunas particularidades, ya que este tipo de comunicación permite la bidireccionalidad por parte de los usuarios. Esto hace que la simple medición cuantitativa tradicional del retorno obtenido sobre la inversión (ROI) no tenga razón de ser, y deba incorporarse a ella una valoración cualitativa. Es lo que se ha dado a conocer como IOR (Impact of Relationship, o impacto sobre las relaciones). Se trata de conocer la influencia de la marca y de sus acciones en las redes sociales, y para ello la mayoría de los expertos destacan cuatro aspectos esenciales que debemos medir:

Grado de Popularidad de la marca

Valorar la popularidad e influencia de la marca es importante desde el punto de vista de su relación con la obtención de confianza por parte de sus clientes. Para aproximarnos a conocer el número de personas que “siguen” a la marca en las redes sociales, podemos medir los siguientes aspectos:

  • Número de fans en Facebook
  • Número de seguidores en Twitter
  • Suscriptores al blog corporativo, RSS y boletín de noticias
  • Miembros en LinkedIn
  • Cantidad de enlaces entrantes al sitio
  • Suscriptores al canal de Youtube de la empresa
  • Seguidores en todas las redes donde la empresa tenga presencia

Nivel de Autoridad

Para conocer el grado de prestigio de una empresa en su sector , deberemos atender a las menciones que se realizan de la marca en medios y soportes ajenos a ella:

  • Menciones en otras webs o blogs
  • Apariciones en medios digitales: diarios, portales online, etc.
  • Número de búsquedas de palabras relacionadas con la marca en los buscadores
  • Inclusión de contenido de la empresa en presentaciones o conferencias del sector

Participación de los seguidores

Nos referimos aquí al grado de interacción de los clientes con la empresa y sus contenidos en las redes sociales. Valoraremos el modo en que participan, y la frecuencia de estas intervenciones:

  • Comentarios vertidos por los seguidores en las redes sociales y blog corporativo
  • Contenidos de la empresa compartidos por los adeptos con sus contactos
  • Conversaciones generadas sobre nuestra marca
  • Número de “Me gusta” en Facebook
  • Número de “Retweets” en Twitter
  • Visualizaciones de imágenes y vídeos de la empresa

Tráfico generado

Es el volumen de visitas a la web corporativa generada desde las redes sociales de la empresa. El paso desde los social media a un espacio más comercial como es la web propia, marca el punto donde la empresa está en posición de poder enfocar la comunicación más hacia la venta, o la conversión que disponga (rellenar un formulario, solicitar información, etc.).

 

Trazando el plan para medir tu éxito en redes sociales

Una vez nos decidamos a la medición en medios sociales, y tengamos claros todos los aspectos descritos mediante los que la podamos realizar, es importante establecer un método.

  1. Qué información esperas obtener. Definir el objetivo de cualquier acción es básico para que cobre sentido, si no, se corre el riesgo de que los árboles no nos dejen ver el bosque y nos perdamos en datos sinsentido en lugar de enfocarlos nuestras necesidades.
  2. Qué parámetros vas a medir para obtenerla. Lo normal es comenzar por monitorear el nombre de la empresa, palabras clave del sector, nombres de los productos de la empresa, e incluso a las empresas competidoras. A continuación, tienes que evaluar todos los aspectos señalados anteriormente en cuanto a número de seguidores, comentarios, enlaces, menciones, etc. Para ello, puedes ayudarte de innumerables herramientas y aplicaciones destinadas a esa labor, de los que hablaremos en el próximo post.
  3. Qué vas a hacer con la información obtenida. Una vez nos expongamos a las redes sociales, nos exponemos también a las críticas abiertas. Además de cómo vamos a utilizar la información que obtengamos para que nos sea de provecho, hemos de estar preparados para saber cómo reaccionar en caso de que tengamos respuestas que no nos gusten, o críticas negativas. Nuestra manera de enfocar ese tipo de situaciones puede ser clave para la consolidación de nuestra imagen de marca, por lo que habremos de prestar especial atención.

¿Estás listo para empezar a valorar la presencia de tu marca en social media?

 

Imagen |  Brooks Elliott

En Digiworks | Twitter, imagen de empresa y vecinas cotillas 2.0