+34 966 87 37 50 info@digiworks.es



El otro día agregando a un compañero a mi Messenger Blackberry por el escáner de códigos, se sorprendió al entender por primera vez, lo que significaban esos dibujos raros que había empezado a ver en la publicidad. Es que el boom de los códigos QR, ha llegado muy lejos. Al principios nos entusiasmamos en poder hacer una foto y tener un contacto nuevo, hoy eso ha quedado en el pasado y ya no solo a través de los móviles vemos los códigos QR.

Tanto revistas, como periódicos y publicidades callejeras se han sumado a esta moda de utilizar códigos QR. En principio parecen todos iguales, pero no lo son.

 

¿Qué es un código QR?

QR significa Quick Response (respuesta rápida).  Son gráficos bidimensionales que almacenan información que solo se puede ver a través de un Smartphone. Cada uno tiene información distinta, y en general van junto a un vínculo de página web o con un mensaje especial. Para poder utilizarlos es necesario hacer una lectura del mismo con nuestro Smartphone. En general, hay aplicaciones disponibles según tu dispositivo. Luego tan solo es necesario enfocar el código en la cámara y escanearlo. La información irá directamente a nuestro teléfono y aparecerá el mensaje que hubiera en él.

 

La publicidad y los códigos QR

Sin duda hablamos de una interactividad con el usuario que hace unos años no se esperaba. Sin embargo, los códigos siguen teniendo algunos inconvenientes. Muchas personas no saben como usarlos. Además, necesitamos que el usuario, muestre el interés por el producto y haga el proceso de escaneo. Eso si, si se logra ya es un punto a favor y son potenciales clientes para un futuro.  También hay que tener en cuenta que hay algunos dispositivos donde a veces puede funcionar mal la aplicación o se ve con mala calidad.

En Estados Unidos, el 7% de las páginas publicitarias en revistas utilizan código QR en sus páginas.

 

¿Son solo un boom?

Por el momento, esta claro que están de moda, y que cualquier empresa que quiera salir al mercado y que utilice publicidad para ello, deberá incluirlos para no quedarse fuera, así como crear una buena interface que le devuelva al usuario algo atractivo, de lo contrario, nada habrá valido que haya tenido la intención de escanear el código y lo haya hecho.

Un arma de doble filo, pero sin duda, un boom muy interesante.

 

Imagen | Digiworks.es

En Digiworks | Este contenido ya no tiene flash