+34 966 87 37 50 info@digiworks.es
MailerLite Email Marketing for Small Business

Como dijo Craig David: “Necesitamos dejar de interrumpir aquello en lo que la gente está interesada y ser aquello en lo que la gente está interesada”. Esa es la filosofía del marketing de contenidos, dejar de mirarnos el ombligo mostrando nuestros productos y ofertas, e intentar averiguar qué podemos aportar a nuestros clientes que les resulte útil, interesante o entretenido.

Pero detectarlo y crear constantemente publicaciones que puedan resultar relevantes (ya sea en nuestro blog, redes sociales, etc.) no siempre resulta sencillo. No podemos pretender ser una fuente inagotable de contenidos, y por eso, vamos a ver de qué otras formas podemos crear contenidos para nuestros usuarios. Esto nos resultará especialmente útil si no contamos con suficientes recursos para poder crear un flujo constante de contenidos desde la organización.

 

1. Contenido creado por el propio usuario

Nada mejor ni más efectivo que el contenido creado de forma espontánea por los propios usuarios, fans, followers o clientes de la marca. Ya sea en forma de valoraciones, de experiencias personales, de participaciones en nuestros concursos o encuestas, o bien mediante sus aportaciones desinteresadas, lo cierto es que nuestros públicos tienen mucho que decir y su opinión es muy valiosa y respetada de cara a generar imagen de marca.

Os recomendamos refrescar el post Cómo crear contenido a partir de tu Atención al Cliente, en el que os contábamos cómo aprovechar las quejas y consultas de nuestros clientes para este fin.

 

2. Contenido seleccionado de terceros (Curated Content)

El contenido curado es el publicado por otras fuentes que nosotros seleccionamos y compartimos al considerar que puede resultar relevante para nuestros públicos.

Pueden ser medios de comunicación, blogs especializados, e incluso empresas de la competencia. Pero es muy importante que la fuente sea fiable y que responda a unos mínimos de calidad, ya que lo que nosotros compartimos hablará de nosotros y puede afectar a nuestra reputación.

 

3. Contenido «patrocinado»

Es el que podemos obtener, por ejemplo publicando posts creados por nuestros proveedores, o por otras marcas que desean aparecer en nuestros soportes.

Generalmente, muchas empresas ofrecen materiales sobre sus productos o servicios a portales especializados o empresas relacionadas para intentar que lo publiquen en sus blogs.

Para el soporte puede resultar muy cómodo recibir este tipo de contenido ya elaborado, pero no se debe olvidar la parte ética, tanto indicando que es un contenido pagado, en su caso, como garantizando que esté justificada su inclusión dentro de la temática del soporte.

 

4. Posts invitados

Otra buena manera de generar contenido es mediante posts invitados. A modo de colaboración o intercambio, publicamos el contenido que un tercero ha creado específicamente para nosotros, generalmente con intención de darse a conocer entre nuestros públicos. El intercambio de posts con otra empresas suele dar muy buenos resultados, ya que se aprovecha el alcance de la otra parte y se facilita la viralización de nuestros contenidos.

 

¡No olvides el contenido original!

A pesar de las fuentes alternativas de contenido que encontramos, es muy importante que no te olvides de crear contenidos originales desde la propia marca. Es importante desarrollar contenidos creados específicamente por el personal encargado de la organización, que sea único, y nuevo. Sabemos que requiere un esfuerzo importante, y es posible que necesites contar con ayuda externa. Aunque está muy bien compartir contenidos de terceros que enriquezcan lo que ofreces, lo ideal es ir compaginándolo, y demostrar que tu empresa es suficientemente solvente y comprometida como para ofrecer contenidos propios específicos.

 

Lo que está claro es que, si no somos capaces de llamar la atención y despertar el interés de nuestros públicos con nuestros contenidos, acabarán silenciándonos e ignorando cuanto publiquemos. No olvidemos la manida frase que reza que: «El contenido es el rey», así que procuremos desarrollar y compartir contenidos que respondan afirmativamente, al menos, a una de estas 3 preguntas:

  • ¿Informa de algo interesante?
  • ¿Enseña algo útil a nuestros públicos?
  • ¿Entretiene?

 

Y tú, ¿qué problemas encuentras a la hora de crear contenidos para tu empresa?

 

Imagen | wiredforlego / Michael Cardus

En Digiworks | 3 razones por las que tu marketing de contenidos no mola