+34 966 87 37 50 info@digiworks.es
MailerLite Email Marketing for Small Business

como superar un fracaso

 

Hoy os pido permiso para salirme un poco del registro habitual. Quería hacer un post algo distinto, y espero que no por ello menos útil.

Aunque aquí hablemos cada día de marketing, de social media, comercio electrónico, diseño web y todo lo que nos interesa cuando peleamos en este mundo profesional en que vivimos, ha llegado el momento de, por un día, y si me lo permitís, tocar por un segundo otras parcelas de nuestra vida.

A todos nos han dejado, despedido, o hemos visto cómo un proyecto que nos ilusionaba se venía abajo.

Por eso hoy quiero hablar de fracasos, personales y profesionales. No como algo negativo, sino como parte del aprendizaje que todos tenemos en nuestras vidas.

 

Espero que si te sientes reflejado, te ayude un poquito a encontrar la motivación para levantarte si te has caído, tomar impulso y volver a la carrera.

Los finales perfectos no existen, excepto en Disney

Muchas veces a lo largo de la vida las cosas no salen como esperábamos, nuestros planes no marchan bien, o directamente se nos va todo al traste. Da igual si lo veíamos venir o si nos ha pillado de sorpresa, el caso es que nos hunde igualmente. De pronto algo ya no es como era, y nos vemos sin saber cómo salir de ahí.

Abandonar lo conocido para abrazar lo desconocido siempre es complicado, y pone en jaque nuestras capacidades, nuestra estabilidad e incluso nuestra confianza en nosotros mismos.

Por eso, si te toca empezar de cero desde cualquier ámbito en tu vida, te recomiendo que dejes de lamentarte en cuanto te sea posible, no te empeñes en buscar culpables y explicaciones, y te centres en empezar a mirar hacia adelante, en lugar de hacia atrás.

La vida no es justa, así que no pierdas energías en regodearte en los porqués, y empieza a buscar soluciones.

 

superar un fracasoSoltar cuesta, pero es la única manera de avanzar

Ante todo cambio, una parte de ti se negará a despegarse de lo que tenía hasta ahora. Tu «yo» se siente cómodo en lo habitual, incluso aunque objetivamente no fuera tan bueno como ahora te parece…

Te resistirás a asimilar que esa etapa haya terminado, y buscarás inconscientemente cualquier señal que te dé un rayo de esperanza para recuperar lo que hasta ayer tenías.

Sin embargo, y aunque cueste aceptarlo, la única manera de salir a flote es asumir cuanto antes que eso ya ha terminado, y que es hora de dejar de esperar cosas que ya no van a ocurrir.

Tendrás que ser muy fuerte para poder ir soltando los lastres que te retienen, pero cuando lo consigas verás como todo empieza a empujarte hacia adelante.

 

Todo tiene su proceso

Tampoco es cuestión de que niegues tu frustración o tu tristeza, todo tiene su proceso y deberás pasarlo hasta que el tiempo te vaya cerrando las heridas.

Tradicionalmente se habla de 5 fases de «duelo» emocional: negación, ira, negociación, depresión y aceptación. No te estanques en ninguna de ellas, pero respeta el estado en el que te encuentres en cada momento. Es un camino que deberás recorrer para recuperarte del golpe.

 

reinventarseBusca apoyos, pero no olvides que tú eres quien debe dar los pasos

En cualquier adversidad, siempre tendrás valiosos apoyos de los que echar mano. Déjate acompañar, escucha los consejos de la gente que te aprecia, pero no pierdas nunca de vista una cosa: los demás te intentan ayudar lo mejor posible a tirar del carro, pero eres tú y sólo tú quien lleva las riendas.

 

Cuídate como nunca

Ahora es cuando más necesitarás esas pequeñas cosas que te hagan sentirte bien. Aprovecha para darte algún capricho, trata de hacer algo que llevabas tiempo queriendo hacer y que tu situación no te permitía, y encuentra cualquier satisfacción que te ayude a encontrarte mejor.

Dentro de poco estarás de nuevo a tope, y te costará volver a tener ese tiempo para ti.

 

Perdónate

Los «¿qué he hecho yo mal?» pueden ser constructivos si te sirven para mejorar y aprender de los errores, pero tienen el peligro de hacerte arrastrar culpas que no te llevan a ninguna parte.

Comprende y acepta que lo más probable es que tú no tengas la culpa de nada, simplemente las cosas han pasado así porque tenían que pasar.

Ya no puedes hacer nada para cambiar el pasado, pero sí puedes elegir cómo quieres intentar que sea tu futuro a partir de ahora.

 

Espero que, si te encuentras en cualquier situación que suponga empezar de cero, puedas encontrar cuanto antes las razones y la fuerza para salir a flote. No tengas duda de que el tiempo lo cura todo, y de que vas a salir reforzado de la experiencia. ¡Mucho ánimo!

 

P.D. Dedicado con todo mi amor y mi apoyo para ti, amiga, porque pronto nos reiremos, ya lo verás.

social-media-starter

Imagen | David / Mario Inoportuno / permutatedSilver

En Digiworks | Cómo reconocer el talento en tu empresa (antes de que sea tarde…)