Seleccionar página


 

Si anteriormente hablamos de ¿por qué se compra en Internet?, hoy vamos a centrarnos en las Ventajas del e-Commerce para la empresa para continuar averiguando cómo puede ayudarte a vender más el comercio electrónico.

El otro día leí un tuit de Ángel Martín en el que se sorprendía ante los parkings que no admitían pago mediante tarjeta de crédito. “¿¿Qué creen, que lo de las tarjetas de crédito es una moda pasajera??”, se quejaba. Muchos empresarios están teniendo la escasa visión empresarial de esos parkings, retrasando indefinidamente su entrada al comercio online, con la pérdida de oportunidades que ello conlleva. Es cierto que en función del tipo de negocio, esto puede tener mayor o menor importancia, ya que hay productos o servicios más propicios que otros. Pero hoy en día pocos concebimos comprar, por ejemplo, una cámara de fotos o alquilar una casa rural sin haber valorado opiniones de otros usuarios en foros, visto fotos en su web, comparado precios, etc.

Por ello, para ayudarte a que puedas dar el salto online, es el momento de que reflexionemos sobre las ventajas del comercio electrónico desde el punto de vista de la empresa:

  • Mercado potencial: Como señalamos en el anterior post dedicado al comercio electrónico, los hábitos de compra están cambiando. En España el comercio electrónico crece en torno al 30% y durante el año pasado este negocio generó dos mil millones de euros en total. Como datos relevantes, según el estudio Navegantes en la Red de AIMC, sólo el 6.6 % de los internautas afirman no haber comprado nunca en Internet, y un 66% afirma haber hecho una compra online en los últimos doce meses. Demasiados clientes como para desaprovecharlos…
  • Relación con los clientes: Este modo de compra que en ocasiones las Pymes ven como una pérdida del trato personalizado con el cliente, bien gestionado propicia un contacto más cercano. Abrir una vía directa de comunicación con el comprador, poder enviarle novedades, información relevante en función de sus intereses, ponerle en contacto con otros usuarios con los que interactuar mediante comunidades virtuales, foros, etc., ofrecerle descuentos personalizados, poder captar sus opiniones, sugerencias e incluso posibles errores, son sólo algunas de las posibilidades que el feedback del cliente a través del entorno online nos va a proporcionar.
  • Reducción de costes: Muchos empresarios se escudan en que el salto al e-commerce conlleva una inversión adicional. Es cierto, pero también puede suponer un recorte de gastos al no requerir espacio físico para la venta, al reducir el número de intermediarios al tratar directamente con el cliente, optimizar costes de almacenamiento o, por ejemplo, evitar la impresión de catálogos y folletos en papel.
  • Eficacia en la logística y gestión documental: Al trabajar con formularios electrónicos optimizaremos la gestión de nuestra base de datos, así como la facturación en línea, el control de inventarios y el procesamiento de pedidos.
  • Mejora de la Flexibilidad: El comercio electrónico nos otorga como empresa una valiosísima capacidad para adaptar ofertas instantáneamente, realizar lanzamientos inmediatos, descuentos al momento, etc. Por ejemplo, si tenemos un alojamiento rural y nos ha quedado alguna plaza libre para un Puente, podemos lanzar de inmediato una oferta de última hora a nuestros usuarios mediante nuestra plataforma, con la posibilidad de que el usuario realice su reserva en ese mismo momento. Esta flexibilidad e inmediatez se contrapone a la necesidad de previsión y planificación de los medios de publicidad tradicionales, ya que publicar un anuncio en prensa o una cuña en radio, supondría un esfuerzo y tiempo mucho mayores.
  • No existen límites geográficos: Tu producto o servicio puede ser demandado desde cualquier punto del mundo. Siguiendo con el ejemplo de la casa rural, te puede llegar una reserva desde Inglaterra, desde Murcia, desde Japón, desde Cuenca o desde Argentina. Pero para ello es esencial que hayas sabido llegar a dar a conocer tu alojamiento allí, adaptar el idioma de tu sitio, tener previsto el sistema de pago y otra serie de factores a tener en cuenta que veremos más adelante.

Con estos datos, quizás sea hora de empezar a plantearse seriamente el salto de nuestro negocio a la red, ¿no crees?

 

Imagen | Daquella manera

En Digiworks |  Cómo puede ayudarte a vender más el comercio electrónico (I)