+34 966 87 37 50 info@digiworks.es


crear valor en tu negocio

Tanto si tu negocio se basa en la venta de productos físicos, como si ofreces servicios intangibles, saber cómo diseñar un producto irresistible te ayudará a destacar en un entorno tan competitivo como el actual.

Constantemente se habla de la importancia de una buena propuesta de valor para ganar clientes y fidelizarlos, pero ¿sabes crear valor con tu negocio?

Veamos algunos consejos para conseguirlo.

 

Aportando valor al diseñar nuestro producto o servicio

Crear valor, en esencia, consiste en que logremos ofrecer un producto o servicio por el que alguien esté dispuesto a pagar más de lo que a nosotros nos cuesta producirlo. Es el requisito mínimo para conseguir un negocio rentable, como refleja el famoso modelo Canvas. Hoy en día, lograrlo puede resultar complejo, puesto que entran en juego muchos factores.

No existen varitas mágicas que nos descubran cómo crear una buena propuesta de valor. Lo único que podemos hacer es investigar, conocer, analizar, y tratar de ser creativos para lograr despertar el deseo de nuestros clientes.

4 factores imprescindibles para ello podrían ser:

* Investigación previa: Conocer a quién queremos dirigirnos es básico para poder adaptar nuestra oferta a su demanda. Una vez que conocemos a nuestro público objetivo (cómo son, cuáles son sus necesidades, deseos y expectativas respecto a lo que queremos ofrecerles), podemos idear nuestro producto o servicio acorde a ello. Esta investigación previa al desarrollo nos va a ayudar a mejorar nuestras posibilidades de éxito de forma eficiente.

* Dando razones para que nos quieran: ¿Por qué deberían estar interesados en lo que ofrecemos? ¿Qué aportamos que haga que el cliente se olvide del precio y decida comprarnos? Necesitamos darle motivos para que nos elija a nosotros de entre el resto de la oferta.

* Diferenciación de la competencia: Tras analizar cuidadosamente quiénes son nuestros competidores y qué ofrecen, hemos de plantearnos cómo vamos a hacer novedosa nuestra propuesta. ¿Qué necesidad no satisfecha podemos atender? ¿Podemos dar un paso más allá para diferenciarnos de ellos? ¿Cómo lograr tener relevancia?

* Excelencia: En situaciones de oferta indiferenciada en cuanto a prestaciones, diseño, precio, etc., todavía hay algo con lo que podemos crear valor y alcanzar la diferenciación: los detalles. A veces la verdadera diferenciación reside en esas pequeñas cosas que muestran que no nos limitamos a hacer lo mismo de la misma forma, sino que podemos ir un paso más allá para lograr la excelencia en nuestro servicio. A cambio de una buena atención al cliente, un eficaz servicio postventa, un pequeño obsequio, o un trato personalizado, por ejemplo, el cliente nos valorará positivamente e incluso puede que esté dispuesto a pagar algo más.

 

Modelos de Propuestas de Valor

Puede que no sepas muy bien cómo puedes crear valor en tu negocio. Por eso, vamos a darte algunos de los modelos de propuestas de valor más frecuentes:

1. Precio: Estamos en la época del low cost por excelencia. Todo lo que suene a outlet, rebajado, “lo mismo, pero más barato”, etc. tiene posibilidades. La cuestión radica en la reducción de costes necesaria para poder abaratar el producto, que no siempre es sencillo.

2. Ahorro: Muy relacionada con la anterior, consiste en presentar un producto o servicio de forma que ayude a ahorrar al cliente. Pensemos en las bombillas de bajo consumo, por ejemplo, algo más caras en sí pero ayudan a ahorrar en consumo de luz.

3. Novedad: Un producto o servicio novedoso, que no existía antes. Por ejemplo, los cigarros electrónicos que tan de moda se están poniendo últimamente.

4. Diseño: Aun con las mismas características y funcionalidades, un producto con un buen diseño puede presentar un valor mayor para el consumidor y justificar un precio más elevado. Los productos de Apple son una clara muestra de ello, u otros artículos como los zapatos Manolo Blahnik.

5. Personalización: Un producto (o servicio) que no sea novedoso o incluso que carezca de un buen diseño puede presentar un valor si lo ofrecemos de forma personalizada. El cliente quiere sentirse especial, tener algo exclusivo, pensado para él. Como las zapatillas Nike en las que podía tener grabado su nombre.

6. Garantía: En ocasiones, lo que nos hace especiales para el consumidor puede ser que, en igualdad de condiciones, sabe que cuenta con nuestra garantía. El Corte Inglés, por ejemplo, con su política de devoluciones ha sabido explotar este modelo de creación de valor.

Existen otros modelos de propuestas de valor, estos son sólo algunos de los más comunes para que puedas inspirarte y tomar ideas para tu negocio.

 

¿Cuál es tu propuesta de valor? ¿Qué motivos estás dando a tus clientes para que te compren a ti y no a tu competencia?

 banner-tienda-online

Imagen | ♥ Xanda ♥

En Digiworks | Aplicación práctica del Modelo Canvas a una pyme