Seleccionar página

Si la tiras al mar en una crisis, ¿tu marca flota o se hunde?

crisis reputacion

 

Todas las acciones que realizamos (o dejamos de realizar) en el mundo digital hablan de nosotros, se traducen en consecuencias para nuestra imagen de marca. Vivir ajenos a lo que ocurre en la red, o a lo que se dice de nosotros, no es una decisión acertada, ya que impide a la empresa aprovechar las ventajas del nuevo entorno 2.0.

Optimizar y monitorizar nuestra presencia en la red se convierte en este contexto en una necesidad. Por ello, a raíz de la jornada organizada por el Club Información junto con la consultora Deloitte: Reputación online: “Cómo optimizar y proteger tu marca en Internet”, nos gustaría reflexionar sobre la necesidad de cuidar una adecuada reputación en internet y en redes sociales y, sobre todo, de la forma en que podemos hacerlo desde hoy mismo.

 

Tu marca está amenazada en Internet, protégela

Abría las ponencias Diego Bárcena, Manager del Área de Riesgos IT de Deloitte, y lo hacía centrándose en las crisis de reputación online a las que una marca puede enfrentarse en la red.

Una crisis nos puede sobrevenir del modo más inesperado, pero la previsión y la anticipación se convierten en la clave para lograr que un potencial desastre quede simplemente en una mera anécdota que enriquezca nuestra experiencia.

La transparencia por parte de la empresa resulta también básica, así como la comunicación, y en esto las redes sociales nos pueden servir de gran apoyo para difundir nuestro mensaje eficazmente.

En definitiva, dar una respuesta rápida y adecuada puede atenuar las consecuencias negativas, e incluso lograr que la imagen de la empresa salga reforzada del problema.

Sin embargo, recientes estudios realizados por Deloitte, nos mostraban unas estadísticas en las que parece que esta concienciación todavía no ha calado en las empresas como sería deseable:

  • El 50% de las empresas consultadas no disponen de ningún plan de acción ante una crisis de reputación de ningún tipo.
  • El 50% de las empresas tarda en torno a 24 horas en actuar ante una crisis, mientras que el 18% no lo hace antes de 48 horas.
  • Respecto a la inmediatez y la globalización de la información, cabe destacar que el 68% de las crisis sólo tardan 24 horas en saltar al escenario internacional, y de hecho el 25% no necesitan más de 1 hora para hacerse públicas más allá de las fronteras.
  • Sin embargo, el 63% de las empresas reconoce que podía haberse anticipado a las crisis con una previsión y gestión del entorno adecuada.

¿Qué tipos de incidentes nos podemos encontrar principalmente?

Reputacional: Comentarios negativos, críticas de clientes, valoraciones negativas de actuaciones de la empresa o intervenciones de sus directivos, etc.

Seguridad y fraude en la red: Filtraciones de credenciales, publicación de datos privados, ataques de activistas, amenazas de pishing, etc.

Seguridad física: Protestas en sedes, huelgas de empleados, amenazas de grupos activistas, etc.

¿Cómo podemos anticiparnos a esa posible crisis reputacional?

1) Diseñando protocolos de actuación: respuestas tipo, definir procedimientos, tono comunicacional, etc.

2) Formando y concienciando al personal, que es una de las piezas más importantes, y a veces más olvidadas.

3) Logrando la involucración de los distintos departamentos (marketing, comunicación, legal…) para establecer una estrategia común y lograr sinergias.

4) Gestionando adecuadamente los contenidos que se generan, tanto interna como externamente.

5) Monitorizando la información que se produce.

 

Una vez desatada la crisis, es importante que en una fase inicial analicemos seriamente si se trata de una crisis, o un simple y pequeño problema puntual que no acarreará mayores consecuencias. Si, efectivamente, se trata de una crisis, es hora de poner en marcha el plan de acción, y evaluar el desarrollo una vez finalizada.

Ilustró su ponencia con dos conocidos ejemplos: la crisis de reputación caso Zara y el caso de Coca Cola y el ERE, y destacó la importancia de una respuesta rápida y de nunca jamás borrar una crítica, puesto que termina siendo contraproducente y dando al comentario negativo una mayor repercusión.

Optimiza tu marca, escucha a tu comunidad

Tras un pequeño receso para el networking, continuaba la sesión Javier Muñiz, Informático, Blogger y experto en marca personal. Desde su propia experiencia personal, Javier nos ofreció sus recomendaciones para lograr ser mucho más competitivos y aprovechar las oportunidades que el mundo digital nos brinda.

Bien gestionado, el social media es una herramienta para optimizar la marca y ayudarnos a desarrollar rápidamente nuestro negocio. Ese fue el caso práctico que el ponente compartió, la creación y éxito de su novela gracias al apoyo conseguido mediante la estrategia en redes sociales.

A todos nos encantan las historias, y conceptos como el storytelling se están convirtiendo en imprescindibles a la hora de destacar frente a nuestros competidores.

¿De qué manera podemos conseguir una marca potente? ¿Cómo diferenciarnos y hacer que nos encuentren? El ponente nos facilitó algunas de sus claves:

– Crear contenidos en torno a lo que sabemos y a lo que nos apasiona. Un blog, un canal de Youtube, o cualquier otro medio, nos pueden ayudar a mostrar nuestro talento, a posicionarnos como expertos en esa materia, a ampliar nuestra red de contactos, a crearnos una comunidad.

– El contenido que generamos ha de estar vivo, debemos publicar con cierta coherencia temática y de tono, y comprometernos con una frecuencia de publicación.

– Es importante estudiar a nuestra audiencia, tratar de empatizar al máximo con ella, ser cercanos, transparentes, responder rápido a sus dudas o comentarios, y respetarla.

– En la medida de lo posible, procuremos fomentar la interacción, y esto se logra básicamente siendo generosos. Javier nos hablaba de un equilibrio en nuestros contenidos pensando en que el 80% de lo que ofrecemos sea a modo de “regalo”, y sólo nos enfoquemos en la venta en el 20% de lo que creamos.

– En cuanto a cómo crear una comunidad en torno a nuestro producto / servicio, nos proponía que lo mejor es darle la vuelta, y tratar de encontrar un producto / servicio que podamos crear en torno a una comunidad. Así lo ha hecho él con su exitoso libro “La chica del zapato azul”, en el que ha contado con la participación de sus seguidores durante todo el proceso de creación. Y el resultado, no ha podido ser más acertado.

 

Pensemos que estamos en un buen momento para crear, cada vez contamos con más medios y herramientas para facilitar nuestro trabajo, y por suerte parece que cada vez prima más el talento sobre el dinero.

¿Por qué no apoyarnos en el entorno digital para crear y potenciar nuestra marca? Si sabemos movernos adecuadamente, no habrá crisis reputacional que pueda debilitarnos.

 

¿Qué estás haciendo para potenciar tu marca online? ¿Sabrías cómo enfrentarte a una crisis reputacional?

 

Imagen | Róbert Kiss / Will Lion / JD Hancock

En Digiworks | Operación Lovemark: volver a ligar tras años de sequía

¿Hay vida más allá de Facebook y Twitter para promocionar tus posts?

Todo el mundo está en Facebook, y cada vez más en Twitter. Por eso, parece que cuando escribimos un post en nuestro blog, el camino lógico es publicarlo en estas dos redes sociales.

Sin embargo, ¿qué ocurre? Que ambas plataformas están saturadas de actualizaciones de todo tipo, y nuestro post acaba perdido en el ruido de la multitud.

 

Para colmo, políticas como la adoptada por Facebook para restar visibilidad a los contenidos no pagados (ver Facebook Zero: ¿cómo afectará a tu empresa?), no hacen más que contribuir a que nuestro intento de promoción pase sin pena ni gloria por los muros de cada vez menos posibles lectores.

 

¿Qué podemos hacer entonces para llegar a más audiencia? ¿Hay vida más allá de Facebook y Twitter para promocionar tus posts?

Por supuesto que sí, y hoy te mostramos algunos de los sitios que te ayudarán a difundir tus contenidos más allá de estos dos gigantes.

Redes sociales y plataformas audiovisuales

¿Puedes transformar tu contenido en una presentación Power Point?

Pues entonces puedes aprovechar el potencial de SlideShare, una plataforma donde las presentaciones son las protagonistas. Con una base de usuarios de más de 60 millones, subir y compartir contenido en SlideShare puede resultar una excelente forma de llegar a tu público. Otra opción similar que puede servirte es la plataforma Scribd, utilizada para compartir documentos, tanto presentaciones como, por ejemplo, ficheros en PDF.

¿Puedes transformarlo en una infografía?

Aplicaciones como Visual.ly te ayudarán a hacerlo fácilmente, y además te proporcionarán un espacio donde difundir tu creación ante el resto de usuarios. Otras opciones donde poder subir tus infografías pueden ser SubmitInfographics.com o InfographicDatabase.com.

¿Puedes asociarlo a una imagen?

Tanto si has creado una infografía, como si puedes acompañar a tu contenido con una imagen atractiva, se abre ante ti otro mundo de posibilidades para poder difundirlo.

La alternativa estrella es sin duda Pinterest, que te permitirá subir la imagen y acompañarla hábilmente con el enlace al post.

Del mismo modo, puedes aprovechar redes sociales como Instagram, sin olvidarte de utilizar convenientemente los hashtag para ayudarte a llegar a más gente.

¿Puedes transformarlo o asociarlo a un vídeo?

¡Perfecto! Eso te permitirá promocionarlo en YouTube, Vimeo o DailyMotion, con el añadido de que el contenido en formato vídeo favorece la atención y el interés del público.

 

Grupos y comunidades

Aquí podemos señalar dos imprescindibles. Por un lado, los grupos de Linkedin, que nos ofrecen un público potencial bien segmentado por intereses, más allá de nuestra audiencia habitual.

Por otro, las comunidades de Google +, que nos ayudarán a aumentar nuestro alcance y favorecerán nuestro posicionamiento SEO.

En ambos casos, y en general de cara a promocionarnos en cualquier foro, comunidad o similar, es muy importante que evitemos el autobombo, y que presentemos nuestro contenido de forma que garanticemos que aporta valor para el público al que nos dirigimos.

 

Agregadores Sociales y plataformas específicas

Además de subir nuestro enlace a sitios de marcadores sociales como Delicious, podemos potenciar su difusión a través de plataformas como Bitácoras, Menéame, o StumbleUpon.

Asimismo, en función de nuestra área de actividad, podemos localizar plataformas específicas para nuestro sector, como por ejemplo MktFan, Reddit o ScoopIt.

 

Newsletter a nuestra base de datos

No podemos olvidarnos del email marketing para promocionar nuestros contenidos. A través de la newsletter periódica que enviamos a nuestros contactos, podemos dar también difusión a los posts que consideremos más interesantes de nuestro blog.

 

¿Estás utilizando estas herramientas para difundir tus contenidos?

¿Qué otras formas se te ocurren para promocionar tus posts y conseguir más lectores?

 

Imagen | j&tplaman

En Digiworks | Cómo “ponerle las pilas” a tu blog de una vez

Think Digital: la apuesta por el Marketing Digital en la PYME

Este fin de semana ha tenido lugar en Alicante el congreso Think Digital, en el que varios profesionales del ámbito digital han tratado algunos de los aspectos clave del Marketing Digital en la PYME.

En Digiworks no quisimos perdérnoslo y, como siempre, te facilitamos un resumen de lo más destacado de las ponencias.

Cómo aumentar el alcance de nuestras publicaciones en Facebook

El Efecto Facebook Zero no deja de perjudicar la visibilidad de nuestras publicaciones, provocando que el alcance orgánico sea cada vez menor en esta red social.

Por ello, en su ponencia Javier Gosende se centró en hacernos llegar su propuesta para montar un plan que nos permita aumentar el alcance de nuestras publicaciones, basándose en estos puntos clave:

  1. Tener un buen número de fans.

Para conseguirlo, podemos hacerlo mediante:

Métodos orgánicos: Invitando a nuestros contactos, insertando el botón de Facebook en nuestra web, logrando que influencers nos recomienden, subiendo nuestras listas de e-mails a través de la opción “Crear públicos”, etc.

Métodos de pago: Mediante Facebook Advertising. A pesar de que muchos se muestran contrarios a pagar, lo cierto es que es una inversión bastante asumible, y hemos de tener en cuenta que los fans que consigamos a través de la promoción pagada en Facebook, nos van a compartir y a ayudar a atraer a su vez más fans de forma orgánica.

  1. Lograr una comunidad viva.

Más importante que la cantidad es la calidad de nuestros fans. En el EdgeRank de Facebook, los factores que se tienen en cuenta para determinar nuestro alcance están muy relacionados con la relevancia que la audiencia muestre de nuestras publicaciones, a través de sus Me gusta, comentarios y compartidos. Para favorecerlo, hemos de preguntarnos ¿qué contenidos son los que más gustan a nuestra audiencia?

El contenido emocional parece que es el que más calado tiene en el público, por lo que conviene que lo combinemos como mínimo a partes iguales con el contenido comercial (ofertas, novedades, etc.) y el contenido “útil” (guías, tutoriales, consejos…).

  1. Cuidar el aspecto visual.

Apostar por buenos titulares, evitar expresiones tipo “Dale a Me Gusta / Comparte esto si bla bla”, ya que Facebook puede penalizarnos, utilizar emoticonos, emplear imágenes grandes para mejorar el atractivo de nuestras publicaciones.

  1. La importancia de medir.

Medir nos permitirá valorar qué publicaciones son las que mejor nos funcionan, qué horas son las mejores para alcanzar a nuestra audiencia, qué temas son los más interesantes, qué le funciona a nuestra competencia… en definitiva, poder identificar qué contenidos enganchan más, y poder replicarlos.

Aunque Facebook nos lo vaya poniendo cada vez más complicado, no debemos darnos por vencidos, sino responder mejor al reto.

SEO en tiempos revueltos

Luis Villanueva, por su parte, facilitó a los asistentes una serie de consejos y herramientas para mejorar el posicionamiento en buscadores de nuestro blog o web.

Por un lado, en las acciones que podemos realizar en nuestro propio site (SEO on page): investigación de palabras clave que nos ayude a identificar contenidos más eficaces, arquitectura web con una categorización lógica, y optimización de la propia web (utilizando HTML5, una correcta ubicación de keywords, etiquetado html, etc.).

Por otro lado, el SEO off page, es decir, el que debemos realizar de manera externa a nuestro propio sitio, a través de la consecución de enlaces externos (link building). Para ello, además de los conseguidos de manera natural, podemos apoyarnos en otras técnicas menos ortodoxas, pero no por ello poco eficaces, como: intercambio de enlaces, enlaces comprados, creación de redes de blogs. Incluso se aportó alguna que otra idea perteneciente al Black Hat, que no conviene utilizar, pero que resulta curioso conocer.

Marketing de Contenidos para PYMES

Llegado el turno de Isabel Romero, se nos planteó un interrogante: ¿Cuál es el principal error de las empresas a la hora de crear contenidos?

La respuesta: que se centran en el autobombo, en la presentación de sus novedades, en hablar de ellos y de su sector, en lugar de enfocarse en lo que de verdad pueda resultar interesante para el público.

La empatía ha de ser el principal ingrediente del marketing de contenidos, y esto sólo es posible si somos capaces de identificar quién es nuestro cliente ideal: qué le interesa, cuáles son sus necesidades y deseos, qué le preocupa, cuáles son sus aficiones… Sólo así seremos capaces de crear y ofrecerle contenido útil e interesante que le atraiga hacia nosotros.

Pero el marketing de contenidos no sólo queda relegado a lo que publicamos en nuestro blog o en redes sociales. Ha de ser una filosofía que rija todo nuestro negocio, y que nos impulse a dialogar con nuestros clientes, a guiarles.

Huyamos del egocentrismo empresarial, y busquemos contenidos que entretengan, informen, formen o inspiren.

 

Del On al Click: técnicas de conversión web

Tras la distendida presentación del caso práctico de la fashion blogger Nuria López, llegó el turno de Isidro Pérez, que nos facilitó una serie de tips para ayudarnos a lograr que nuestro sitio “convierta”:

  1. Contar con un posicionamiento claro
  2. Transmitir credibilidad, confianza, transparencia
  3. Respetar una arquitectura web lógica y organizada que favorezca la conversión
  4. Crear contenidos de calidad que persuadan y ayuden a convertir.
  5. En línea con lo anterior, cuidar al máximo los textos para que sean lo más seductores posible.
  6. Utilizar llamadas a la acción eficaces (ver 5 consejos para que tus Call To Action sean más efectivos). No olvidarnos del poder de una Landing Page eficaz.
  7. Potenciar la sensación de urgencia, a través de los plazos de disponibilidad de ofertas, últimas unidades, etc.

Se señaló asimismo la importancia de medir e interpretar los resultados para poder llevar a cabo las mejoras necesarias que nos permitan afinar mejor nuestras estrategias.

La jornada se cerraba con la intervención de Iván Muñoz, responsable del periódico ABC en Alicante, que dedicó su intervención a dar una serie de claves para conseguir que las noticias de nuestra empresa resulten noticiables para los medios de comunicación.

Dado el interés de este tema para las pymes, lo reservamos y dedicamos el próximo post a tratar este tema más ampliamente.

 

¿Cuáles crees que son los principales problemas para las pymes a la hora de empezar a “pensar en digital“? ¿Está tu empresa ya adaptada a los nuevos tiempos?

 

Imagen | Lorena Blázquez

En Digiworks | ¿Fidelizar clientes? ¡Que les den!

Mis 7 pasos para escribir 500 posts y no morir en el intento

Este es el post número 500 que publico en el Blog de Digiworks. Un número significativo, que me hacía querer escribir algo especial para hoy.

Pero como suele suceder cuando tratas de imponerte algo, el bloqueo se ha apoderado de mí estos días, y no sé si he sabido encontrar una idea digna de ser la protagonista de este número tan especial para mí.

Ni más ni menos que 500 posts, que se dice rápido, pero  que como dice siempre mi padre: “eso ya te da para hacer un libro“.

Así que, bueno, como siempre que me ocurre esto, he pensado que lo mejor es relajarse, darme margen, y simplemente comentar de forma totalmente personal y subjetiva (como suelo hacer habitualmente), una experiencia real, en primera persona, de esas de las que dicen los entendidos del storytelling que son las que más calan en la audiencia.

Por eso, hoy no voy a comentar ningún lanzamiento, analizar ninguna aplicación, hablar de ningún evento ni mencionar ningún estudio. Simplemente te voy a hacer un pequeño recorrido a través de mis 7 pasos para escribir 500 posts y no morir en el intento.

Tómalo como la anécdota de mi experiencia, o bien a modo de consejo si tu interés es crear contenidos para tu blog y crees que puedes aprovechar algo de lo que te cuento.

 

Paso 1: Amar lo que se hace

Una cosa es que te guste escribir, y otra, que estés dispuesto a comprometerte con un flujo de publicación constante. Mantener vivo un blog (ya sea tuyo o de un cliente) es una tarea muy exigente, más de lo que pueda parecer a simple vista. Y si no me crees, prueba a escribir una media de 3 posts semanales durante unos años.

De hecho, son muchos los clientes que cada día me trasladan un mismo problema: “es que tenemos un blog, pero no sabemos de qué escribir…”, “se nos han acabado los temas, y ya no sabemos de qué hablar”. Personalmente, ya me he acostumbrado a escuchar lo de: “yo no sé cómo encuentras ideas para escribir tanto, yo no podría…”. Y la verdad, no es fácil, aunque muchos crean que las ideas llueven del cielo y tú te pones a teclear y en un pispás lo tienes.

Mantener un blog te va a robar mucho tiempo, vas a tener que ser muy constante y aun así, puede que el resultado no siempre sea lo que esperas. Puede que tengas previsto hacer un post en media hora, y te encuentres con que han pasado las horas y sigues atascado. Por eso, lo más importante en mi humilde opinión es que te apasione lo que haces. Porque de esa manera, las horas de dedicación, los bloqueos, la frustración de no haber escrito lo que querías, o de que no haya tenido la aceptación que esperabas… no podrán contigo.

 

Paso 2: Asumir que a veces se gana, y a veces se aprende

Por más que te organices, que planifiques calendario de publicaciones, que trabajes contenidos, que hagas todos los “deberes”, inevitablemente va a haber días en los que no te venga la inspiración, o sientas que todo lo que escribes es basura. Y quien diga que nunca le pasa, miente (o escribe muy poco). escribir blog 2

Hay muchos trucos para superar estos bloqueos: tener algún post “atemporal” siempre en la recámara, aprovechar para publicar un post de un autor invitado, hacer un refrito o actualización de contenidos que has publicado antes, o simplemente, dejar sin publicar ese día. Sé que mucha gente no está de acuerdo con esto último, pero yo prefiero no publicar que publicar algo que creo que no va a aportar nada a quien lo lea. Por más constantes que seamos, pienso que hay que ser realista y asumir que tampoco generamos tantísima repercusión con nuestro blog. Quiero decir, que el mundo va a seguir girando aunque estés un par de días más de lo previsto sin publicar 🙂

Pero recuerda que lo importante es estar preparado moralmente para esos días, aceptarlos y no dejar que empañen tu ilusión y compromiso con el blog.

 

Paso 3: Tener claro ¿por qué deberían leerte?

Escribir un blog, sobre todo cuando es un blog profesional para un cliente, supone estar sujeto a unos temas o contenidos que quizás no sean la bomba de atractivos o interesantes. Aun así, y se trate de lo que se trate, debes esforzarte por ser honesto con lo que publicas. Y con esto me refiero a que aunque el tema sea un horror, lo suyo es procurar que el contenido que creas aporte valor.

Yo siempre me hago la misma pregunta: ¿Informa de algo, explica cómo hacer algo, entretiene? Si no hace ninguna de estas 3 cosas, mejor darle otra vuelta antes de publicar.

 

Paso 4: Ser consciente de ¿qué está pasando aquí?

Está bien que lo que publicas te guste a ti y, en su caso, al cliente para quien lo publicas. Pero no puedes dejar de escuchar la opinión de los públicos a quienes se dirige el contenido. A pesar de que la gente no es muy dada a dejar comentarios o votaciones salvo que seas una gran empresa o una marca reconocida, hay muchas formas de detectar si vamos por el buen camino o no.

Además del feedback que te dará la repercusión que puedas generar en redes sociales o en el propio blog, debes prestar atención a las estadísticas de Analytics: visitas, páginas vistas, porcentaje de rebote, tiempo medio de visita… Y, por supuesto, a la respuesta espontánea. En el caso de Digiworks, por ejemplo, nos gusta mucho que se nos reconozca por lo que publicamos en el blog cuando vamos a distintos eventos. Los comentarios de la gente, sus opiniones y valoraciones nos ayudan también a saber qué tipo de contenidos puede interesar más.

 

Paso 5: Convertirte en Bob Esponja

No, las ideas no caen del cielo mientras gritas: “¡Eureka!”. Especialmente, cuando creas contenido con frecuencia y durante un tiempo prolongado, que llega un momento en que tienes la sensación de que ya está todo dicho.

Ser curioso y no dejar de aprender es básico si pretendes tener temas sobre los que hablar. Puedes leer, seguir otros blogs y publicaciones, asistir a conferencias y eventos, escuchar opiniones, saber qué dicen tus clientes, explorar qué pasa en otros países o sectores… En definitiva: abrir bien la mente y ser una esponja.

La mente es como una especie de trastero, y cuantas más cosas le metes, más cosas tienes cuando abres a buscar algo. Piensa que a veces, de donde menos esperas te acaba viniendo la mejor inspiración.

 

Paso 6: Mirarte un poco con los ojos que te ve tu madre

Es muy posible que tu blog no sea el más seguido de la blogosfera. El nuestro tampoco lo es, pero no por ello tenemos que menospreciarnos. Para que los demás valoren y respeten lo que haces, debes ser tú quien primero se quiera y se valore, y quien esté convencido de que lo que hace merece la pena.

Cada vez que alguien nos dice: “qué interesante el post blablabla, me gustó mucho”, o “me instalé la app de la que hablasteis, y es muy útil”, o “no tenía ni idea de qué era tal cosa, pero me leí el post que publicasteis y lo entendí enseguida”… se nos enamora el alma. Porque no somos ni pretendemos ser el blog de marketing, social media y tecnología más leído, sino simplemente aportar nuestro conocimiento para aportar valor a quienes nos lean, y acercar lo que hacemos al mundo.

 

Paso 7: Abrir horizontes y no cerrarse puertas

No concibas un blog sólo como una fuente de tráfico directo para tu web. Piensa que además de facilitarte vender y optimizar tu posicionamiento en buscadores, también te va a ayudar a mejorar tu imagen de marca y reputación, a acercarte a tus potenciales clientes, a ser más conocido, a abrir puertas a colaboraciones, etc.

No limites lo que quieres conseguir con tu blog, amplía tu visión y las posibilidades se irán abriendo ante ti.

Porque un blog no es sólo un sitio donde escribir, puede ser un punto de partida para algo mucho más amplio. Para mí en particular supone el compromiso de estar siempre al día, la satisfacción de compartir lo poco que sé y que aprendo con todos vosotros, de intentar acercar de la forma más sencilla los temas que nos ocupan, de hacer llegar las novedades en el sector, o simplemente de entretener con historias y ejemplos que voy encontrándome en el día a día.

Y, por supuesto, el placer de poder formar parte del genial equipo de Digiworks, con quienes da gusto poder colaborar y a quienes agradezco enormemente que hayan confiado en mí a lo largo de estos años para esta misión.

Por estos 500 posts y los que vengan, muchísimas gracias a ti por leerme 😉

 

Imagen | Theen Moy / gags9999 / Viewminder / Olga Berrios / Jessica Lucia

En Digiworks | Storytelling en Marketing: ¿cuál es tu historia?

5 tácticas infalibles para automatizar publicaciones con amor

automatizar publicaciones

 

Cuando nuestro calendario de publicaciones en social media nos obliga a automatizar las publicaciones en las distintas redes sociales, podemos llegar a cometer muchos errores.

El principal, en el que muchos community manager o empresas caen, es convertir nuestros posts en algo frío, donde únicamente enlazamos un contenido con el titular y chimpún.

 

Al hacer esto, el ahorro de tiempo que nos supone automatizar no resulta rentable, ya que hace que nuestras publicaciones no destaquen en la avalancha de contenidos que intentan llamar la atención de nuestros públicos en su muro.

 

Además, perjudica nuestra imagen de marca, ya que no nos dotamos de la personalidad y carácter que las publicaciones elaboradas nos ayudan a conseguir.

Publicar sin darles a nuestras publicaciones un toque “de cariño”, hará que nuestros públicos sientan que publicamos como robots, sin interés y sin aportarles valor. Por ello, hoy queremos señalarte 5 tácticas infalibles para que tus publicaciones desprendan amor(más…)