+34 966 87 37 50 info@digiworks.es
MailerLite Email Marketing for Small Business

[:es]Viajes Sociales

Parece que en tiempos de crisis los viajes sociales ganan terreno.

Hace unos años descubrí CouchSurfing, una interesante forma de viajar que consiste en hospedarte en una casa habitada, en cualquier lugar del mundo, con su dueño como anfitrión.

Esta manera de alojarte, a  modo de intercambio, se tomó de los surferos entre Australia y EEUU, que iban de un lugar a otro buscando las mejores olas. Hoy, es una interesante experiencia de intercambio cultural, que además te permite conocer lugares sin preocuparte por el precio del alojamiento.

En CouchSurfing, además, puedes convertirte en el anfitrión de otros viajeros en tu propio hogar, ofreciéndoles tu cama extra, o tu sofá (de ahí su nombre).

Esta red, sin un ánimo explícito de lucro, ha ido alcanzando cifras cada vez mayores, hasta el punto de servir como partida para fructíferos negocios como Airbnb, que tan de moda se está poniendo.

¿Te sobra una cama?

El espíritu de Airbnb es el mismo que el de CouchSurfing: ofrecer alojamiento en casas reales, en lugar de en hoteles. La principal diferencia es que en este caso, sí se trata de un negocio, ya que Airbnb cobra al anfitrión un 3% del importe de cada reserva.   

En su catálogo podemos encontrar desde habitaciones libres en pequeños estudios en la ciudad, hasta cabañas en la sierra, estilosos apartamentos en la playa, casas recién sacadas de revistas de decoración e incluso castillos y otros espacios singulares.

El único requisito es que tengas espacio libre (habitación o casa completa), y estés dispuesto a alquilarlo por el precio y espacio de tiempo que tú decidas. Una interesante forma de sacar unos ingresos extra en estos tiempos tan necesitados.

Airbnb CouchSurfing

Airbnb comenzó cuando sus fundadores decidieron ofrecer alojamiento y desayuno en su propia casa a los asistentes a un congreso en la universidad donde estudiaban, para ganarse un dinero. Actualmente cuenta con más de 200.000 propiedades en la bolsa de alojamientos, y está presente en 126.000 ciudades de 192 países, en sus escasos 4 años de vida.

¿Cómo puedo utilizar Airbnb?

  • Como huésped:

Buscas los alojamientos disponibles en la fecha y ubicación que quieres, decides cuál te interesa, consultas las dudas al propietario, y realizas tu reserva, mediante tarjeta de crédito.

  • Como anfitrión:

Publicas tu alojamiento, fijas el precio, señalas la disponibilidad, respondes a las dudas de los viajeros, y aceptas o rechazas las solicitudes que recibas. Una vez confirmada una reserva, recibes el pago 24 horas después de la llegada de tu/s huésped/es.

Tanto CouchSurfing como Airbnb cuentan con aplicaciones para iPhone y para Android, por lo que te invitamos a conocerlas y ver si pueden ser útiles para tus viajes.

¿Has probado alguna de estas u otras opciones de viajes sociales? ¿Te parecen alternativas interesantes al alojamiento tradicional?

 

Más info | Airbnb / CouchSurfing

Imagen | Airbnb / CouchSurfing

Digiworks | Instagram para PC: consigue fotos retro también en tu ordenador

[:en]Viajes Sociales

Parece que en tiempos de crisis los viajes sociales ganan terreno.

Hace unos años descubrí CouchSurfing, una interesante forma de viajar que consiste en hospedarte en una casa habitada, en cualquier lugar del mundo, con su dueño como anfitrión.

Esta manera de alojarte, a  modo de intercambio, se tomó de los surferos entre Australia y EEUU, que iban de un lugar a otro buscando las mejores olas. Hoy, es una interesante experiencia de intercambio cultural, que además te permite conocer lugares sin preocuparte por el precio del alojamiento.

En CouchSurfing, además, puedes convertirte en el anfitrión de otros viajeros en tu propio hogar, ofreciéndoles tu cama extra, o tu sofá (de ahí su nombre).

Esta red, sin un ánimo explícito de lucro, ha ido alcanzando cifras cada vez mayores, hasta el punto de servir como partida para fructíferos negocios como Airbnb, que tan de moda se está poniendo.

¿Te sobra una cama?

El espíritu de Airbnb es el mismo que el de CouchSurfing: ofrecer alojamiento en casas reales, en lugar de en hoteles. La principal diferencia es que en este caso, sí se trata de un negocio, ya que Airbnb cobra al anfitrión un 3% del importe de cada reserva.   

En su catálogo podemos encontrar desde habitaciones libres en pequeños estudios en la ciudad, hasta cabañas en la sierra, estilosos apartamentos en la playa, casas recién sacadas de revistas de decoración e incluso castillos y otros espacios singulares.

El único requisito es que tengas espacio libre (habitación o casa completa), y estés dispuesto a alquilarlo por el precio y espacio de tiempo que tú decidas. Una interesante forma de sacar unos ingresos extra en estos tiempos tan necesitados.

Airbnb CouchSurfing

Airbnb comenzó cuando sus fundadores decidieron ofrecer alojamiento y desayuno en su propia casa a los asistentes a un congreso en la universidad donde estudiaban, para ganarse un dinero. Actualmente cuenta con más de 200.000 propiedades en la bolsa de alojamientos, y está presente en 126.000 ciudades de 192 países, en sus escasos 4 años de vida.

¿Cómo puedo utilizar Airbnb?

  • Como huésped:

Buscas los alojamientos disponibles en la fecha y ubicación que quieres, decides cuál te interesa, consultas las dudas al propietario, y realizas tu reserva, mediante tarjeta de crédito.

  • Como anfitrión:

Publicas tu alojamiento, fijas el precio, señalas la disponibilidad, respondes a las dudas de los viajeros, y aceptas o rechazas las solicitudes que recibas. Una vez confirmada una reserva, recibes el pago 24 horas después de la llegada de tu/s huésped/es.

Tanto CouchSurfing como Airbnb cuentan con aplicaciones para iPhone y para Android, por lo que te invitamos a conocerlas y ver si pueden ser útiles para tus viajes.

¿Has probado alguna de estas u otras opciones de viajes sociales? ¿Te parecen alternativas interesantes al alojamiento tradicional?

 

Más info | Airbnb / CouchSurfing

Imagen | Airbnb / CouchSurfing

Digiworks | Instagram para PC: consigue fotos retro también en tu ordenador

[:nl]Viajes Sociales

Parece que en tiempos de crisis los viajes sociales ganan terreno.

Hace unos años descubrí CouchSurfing, una interesante forma de viajar que consiste en hospedarte en una casa habitada, en cualquier lugar del mundo, con su dueño como anfitrión.

Esta manera de alojarte, a  modo de intercambio, se tomó de los surferos entre Australia y EEUU, que iban de un lugar a otro buscando las mejores olas. Hoy, es una interesante experiencia de intercambio cultural, que además te permite conocer lugares sin preocuparte por el precio del alojamiento.

En CouchSurfing, además, puedes convertirte en el anfitrión de otros viajeros en tu propio hogar, ofreciéndoles tu cama extra, o tu sofá (de ahí su nombre).

Esta red, sin un ánimo explícito de lucro, ha ido alcanzando cifras cada vez mayores, hasta el punto de servir como partida para fructíferos negocios como Airbnb, que tan de moda se está poniendo.

¿Te sobra una cama?

El espíritu de Airbnb es el mismo que el de CouchSurfing: ofrecer alojamiento en casas reales, en lugar de en hoteles. La principal diferencia es que en este caso, sí se trata de un negocio, ya que Airbnb cobra al anfitrión un 3% del importe de cada reserva.   

En su catálogo podemos encontrar desde habitaciones libres en pequeños estudios en la ciudad, hasta cabañas en la sierra, estilosos apartamentos en la playa, casas recién sacadas de revistas de decoración e incluso castillos y otros espacios singulares.

El único requisito es que tengas espacio libre (habitación o casa completa), y estés dispuesto a alquilarlo por el precio y espacio de tiempo que tú decidas. Una interesante forma de sacar unos ingresos extra en estos tiempos tan necesitados.

Airbnb CouchSurfing

Airbnb comenzó cuando sus fundadores decidieron ofrecer alojamiento y desayuno en su propia casa a los asistentes a un congreso en la universidad donde estudiaban, para ganarse un dinero. Actualmente cuenta con más de 200.000 propiedades en la bolsa de alojamientos, y está presente en 126.000 ciudades de 192 países, en sus escasos 4 años de vida.

¿Cómo puedo utilizar Airbnb?

  • Como huésped:

Buscas los alojamientos disponibles en la fecha y ubicación que quieres, decides cuál te interesa, consultas las dudas al propietario, y realizas tu reserva, mediante tarjeta de crédito.

  • Como anfitrión:

Publicas tu alojamiento, fijas el precio, señalas la disponibilidad, respondes a las dudas de los viajeros, y aceptas o rechazas las solicitudes que recibas. Una vez confirmada una reserva, recibes el pago 24 horas después de la llegada de tu/s huésped/es.

Tanto CouchSurfing como Airbnb cuentan con aplicaciones para iPhone y para Android, por lo que te invitamos a conocerlas y ver si pueden ser útiles para tus viajes.

¿Has probado alguna de estas u otras opciones de viajes sociales? ¿Te parecen alternativas interesantes al alojamiento tradicional?

 

Más info | Airbnb / CouchSurfing

Imagen | Airbnb / CouchSurfing

Digiworks | Instagram para PC: consigue fotos retro también en tu ordenador

[:]