+34 966 87 37 50 info@digiworks.es
MailerLite Email Marketing for Small Business

Hay un momento crucial en la vida de todo negocio: la elección del nombre de la empresa. Es importante reflexionarlo bien, ya que en función de él estarán el resto de elementos que vayamos generando, como el dominio de nuestra web o nuestros nombres en las redes sociales, por ejemplo. Invierte el tiempo necesario en escogerlo bien, te ayudamos facilitándote 5 consejos prácticos para elegir tu dominio, y algunas cosas que no deberías hacer.

Las cosas que no deberías hacer

Hace poco me encontré con un caso de una pequeña empresa familiar que se estaba planteando cambiar su marca. Tomar una decisión de este tipo conlleva ciertos riesgos, pero tras sus 10 años de andadura, se habían dado cuenta de que su nombre no estaba bien escogido a efectos prácticos. ¿Por qué?

  • Era demasiado largo. Esto siempre es un inconveniente, desde simplemente la dificultad para insertarlo en tarjetas de visita, folletos, etc. hasta el hecho de que cuanto más largo sea el nombre, más difícil es recordarlo y más fácil es que la gente se equivoque al escribirlo.
  • El dominio, al estar condicionado por la marca, era también demasiado extenso y, por tanto, poco operativo.
  • De cara al posicionamiento natural en buscadores, el nombre presentaba el inconveniente de estar formado por dos palabras genéricas, lo que no beneficiaba a la empresa a esos efectos.
  • El nombre no contenía ninguna referencia a la actividad que desarrolla la empresa, y al ser tan extenso de por sí, impedía la posibilidad de añadirle la “coletilla” con el área de negocio.
  • Cuando decidieron empezar a introducirse en redes sociales, se encontraron que la denominación superaba el número de caracteres permitidos, lo que les obligaba a utilizar abreviaturas u otras incómodas fórmulas para tratar de mantener un usuario lo más similar posible a su marca.
  • Para colmo, el nombre empezaba por una de las letras finales del alfabeto. Esto puede parecer una tontería, pero en un sector en el que el uso de directorios está bastante generalizado, aparecer siempre en las últimas posiciones no es en absoluto beneficioso.

Así, decidieron que debían dar con un nombre que les ayudara a solventar esas dificultades.

5 consejos prácticos para elegir tu dominio

Teniendo en cuenta el ejemplo anterior, parece que los consejos a la hora de elegir un dominio se van dilucidando:

  1. Que sea corto, pero en la medida de lo posible tratando de no utilizar abreviaturas, iniciales, etc. que dificulten su comprensión y memorización.
  2. Que sea fácil de recordar. En esta línea, evitemos que incluya números, guiones, etc., que sólo contribuyen a la confusión y a que el usuario lo escriba mal.
  3. Que esté relacionado con nuestra actividad, o sector.
  4. Si conseguimos que incluya las palabras clave (keywords), contribuiremos enormemente a optimizar la relevancia de nuestro sitio para los buscadores.
  5. Por último, es fundamental que realicemos el registro del dominio a través de una empresa especializada competente.

Para finalizar, si os estáis preguntando por la empresa del ejemplo, por qué escogió en su día ese nombre si planteaba dificultades, os diré que por motivos sentimentales. Como la mayoría de decisiones que tomamos y nos pasan factura… 🙂

Imagen | The Booklight

En Digiworks | Cómo personalizar tu URL en Facebook en tres sencillos pasos