MailerLite Email Marketing for Small Business

Hemos hablado en ocasiones anteriores sobre el hecho de que la publicidad intrusiva ha muerto: es hora de ponerse en la piel del cliente. El exceso de oferta y de información (Infoxicación), ha hecho que la empresa deje de tener el control en favor del cliente. Te presentamos una de las tendencias más efectivas en la comunicación de las marcas con sus clientes: Inbound Marketing: 3 pasos para realizarlo con éxito.

¿Qué es el Inbound Marketing?

El Inbound Marketing (o Marketing de Entrada) consiste en que sean tus clientes quienes te encuentren. En contraposición, nos encontramos el planteamiento tradicional del Outbound Marketing, en el que somos nosotros quienes les buscamos e interrumpimos con nuestros mensajes no solicitados, y no siempre aceptados.

Algunas de las técnicas clásicas del Outbound Marketing que todos conocemos serían, por ejemplo, los anuncios en prensa, los spots de televisión, el e-mail marketing, o el telemarketing. Dada la saturación comunicativa a la que nos vemos expuestos, este tipo de marketing ha descendido en efectividad.

Objetivo del Inbound Marketing

El Inbound Marketing parte de un objetivo clave: lograr que sean nuestros clientes quienes nos recomienden, publiciten nuestros contenidos y los compartan con sus contactos, sobre todo a través de las redes sociales.

En un nivel óptimo de implicación de la marca con sus consumidores, incluso llegaríamos a hablar de clientes con un índice de participación tal que se pueden convertir en generadores de contenido a través de sus propias experiencias con la marca.

Todo ello, con una intención final: lograr tráfico cualificado y aumentar las ventas a medio plazo.

Ventajas del Inbound Marketing

Si nos planteamos qué puede ofrecernos el Inbound Marketing, tendremos los siguientes puntos a su favor:

Gran notoriedad. A través de acciones de Inbound Marketing podemos lograr destacar de nuestros competidores al apartarnos del camino convencional. Asimismo, al tratarse de contenidos relevantes u originales, podremos conseguir repercusión mediática gratuita, o que nos publiciten otros sitios que se hagan eco de nuestros contenidos.

Mejorar la relación con nuestros clientes. El Inbound Marketing fomenta la participación de nuestros clientes y su implicación con la marca, les da la voz para que actúen como emisores cualificados.

Ahorro de costes. El Inbound Marketing nos permitirá optimizar nuestro coste por impacto, alcanzando a un gran número de clientes potenciales a un coste menor que el que nos supondría, por ejemplo, una campaña con spots en TV.

3 pasos imprescindibles en una estrategia de Inbound Marketing

Para conseguir llevar a cabo una estrategia de Inbound Marketing, debemos seguir los siguientes pasos:

Desarrollar buenos contenidos

Dejemos de mirarnos el ombligo, y empecemos a evaluar por qué deberían los usuarios interesarse por nosotros, qué información relevante para ellos podemos facilitarles, y ofrezcámosela, de la manera más conveniente y atractiva que nos sea posible. Más contenido relevante, y menos autopromoción.

El marketing de experiencias, es decir, involucrar a los consumidores estando presente donde ellos están, es una de las iniciativas más eficaces en este sentido.

Dejar que nos encuentren

Además de desarrollar contenidos relevantes y de calidad, es básico que los optimicemos con el fin de asegurarnos un buen posicionamiento SEO. Esto nos permitirá que nuestros usuarios nos encuentren cuando nos necesiten.

A la hora de desarrollar nuestra estrategia SEO de Inbound Marketing, no nos podemos olvidar de cómo busca la gente. Para ello, podemos utilizar herramientas como Google Suggest, que nos ayudará a descubrir las búsquedas más frecuentes, y en base a la información extraída decidir las palabras clave en las que queremos posicionarnos.

Promoverlos en Redes Sociales

Los consumidores ya no se creen todo lo que las marcas les cuentan. Están inmunizados contra las marcas que sólo quieren “venderles la moto”, y buscan por sí mismos marcas que se comprometan, que ofrezcan experiencias y valor añadido.

La opinión de sus conocidos tiene un peso mucho mayor a la hora de influir en sus decisiones de compra, que la información que emita la propia empresa. Por esta razón, resultará esencial que consigamos que nuestros clientes nos recomienden a sus redes de contactos.

Recordemos que las redes sociales no son un mero canal de venta, sino que nos ayudarán a facilitar información, a establecer comunicación con nuestros públicos, a captarlos y a fidelizar a nuestros clientes.

Inbound Marketing vs. Outbound Marketing: Infografía

Os enlazamos a una fantástica infografía realizada por Voltier Digital en la que se representa la diferencia entre ambos enfoques.

En definitiva, para llevar a cabo una estrategia de Inbound Marketing, será necesario que interioricemos aquella máxima de: “el contenido es el rey, pero Google es el emperador, y los social media, la democracia”.

 

Imagen | @heyamberrae

En Digiworks | Marketing Viral: Claves para difundir tu mensaje como la espuma